Tratar a los pacientes prediabéticos no afecta la progresión


Pregunta Clínica:
El tratamiento de la hiperglicemia postprandial en diabéticos asintomáticos iniciales; ¿retrasa la progression a hiperglicemia postprandial franca?

Idea Central:
Aun se está evaluando la identificación y tratamiento de los pacientes con prediabetes. De acuerdo a este estudio, un porcentaje similar de pacientes diabéticos iniciales van a desarrollar una diabetes franca independiente de si recibieron terapia para reducir los niveles de glucosa postprandiales. Un estudio mayor, si bien, más corto, mostró una diferencia, pero parece que la diferencia se pierde con el tiempo. (LOE = 1b-)

Referencia:
Kirkman MS, Shankar RR, Shankar S. Treating postprandial hyperglycemia does not appear to delay progression of early type 2 diabetes. Diabetes Care 2006;29:2095-2101.

Diseño del Estudio:
Ensayo randomizado controlado (no ciego)

Financiamiento:
Industria y gubernamental

Contexto:
Ambulatorio (especialidad)


Distribución:
No clara

Resumen:
Los investigadores que desarrollaron este estudio basado en EEUU, enrolaron a 219 adultos con obesidad, historia de diabetes gestacional, o historia familiar de diabetes. Los pacientes no tenían un diagnóstico de diabetes, pero sí, un nivel plasmático de glicemia en ayunas entre 105 mg/dL y 140 mg/dL (5.5 mmol/L - 7.8 mmol/L) y una glicemia postcarga a las 2 horas de al menos 200 mg/dL (11.1 mmol/L). Luego de una hospitalización de 2 días para un estudio completo, los pacientes fueron randomizados con distribución incierta a recibir placebo o acarbosa (Precose) titulándola a una dosis máxima de 100 mg 3 veces al día. Se llegó a la dosis máxima en el 91% de los pacientes. Los pacientes median su nivel de glicemia en ayunas cada 3 meses por hasta 5 años. Aproximadamente el 43% de los pacientes no completó el estudio. Dado que la tasa de pérdida de seguimiento fue similar en ambos grupos, es probable que estos pacientes representan a un grupo de personas muy motivadas. Además, dados los efectos secundarios de la acarbosa, los pacientes que recibieron placebo pueden haber estado concientes de este hecho y hacerlos más cuidadosos en sus esfuerzos no farmacológicos para reducir el riesgo de diabetes. Este esfuerzo especial puede ser responsable de un desarrollo de diabetes menor que el esperado para el grupo de pacientes tratados con placebo.

Si bien los niveles de glucosa postprandiales se redujeron con la acarbosa, a lo largo de los 5 años del estudio, una proporción similar de pacientes en ambos grupos desarrolló una hiperglicemia de ayunos franca, aproximadamente 30% en ambos grupos (29% vs 34%). El estudio fue pequeño y los resultados solo serían significativos si el tratamiento redujera el desarrollo de diabetes a la mitad comparado con las tasas típicas de desarrollo. Los resultados se contradicen con un estudio más corto, el STOP-NIDDM que encontró, que después de un promedio de 3 años, el 32% de los pacientes tratados tenía diabetes en comparación con el 42% de los pacientes que recibieron placebo (Lancet 2002;359:2072-2077). A los 3 años del estudio actual, también ocurre una diferencia no significativa en la diabetes, efecto que se pierde al final del estudio.

Copyright © 2007 by Wiley Subscription Services, Inc. All rights reserved.