La técnica optima de inyección para lactantes, la de la OMS

Pregunta Clínica:
¿Cuál es la técnica optima de inyección para vacunar a los lactantes?

Idea Central:
Comparta esta información con las enfermeras de su equipo: El inyectar las vacunas de forma perpendicular en el muslo del lactante, reduce las reacciones adversas las primeras 24 horas, incluyendo irritabilidad, fiebre, llanto/gritos persistentes, mareos, vómitos y rechazo alimentario. La técnica habitual usada en EEUU produjo las peores reacciones. Ni la satisfacción de los padres ni la presencia de equimosis se vieron afectadas por la técnica de la inyección. (LOE = 1b)

Referencia:
Cook IF, Murtagh J. Optimal technique for intramuscular injection of infants and toddlers: A randomized trial. Med J Aust 2005; 183:60-63. .

Diseño Del Estudio:
Ensayo randomizado controlado (ciego único)

Financiamiento:
Autofinanciado o sin financiamiento

Contexto:
Ambulatorio (atención primaria)

Distribución:
Oculta


Resumen:
Actualmente se usan 3 diferentes técnicas para la vacunación antero lateral en el muslo: la australiana (una aguja calibre 23-15 mm insertada en la unión del tercio superior y medio del "vastus lateralis" angulada en 45 a 60 grados de la piel, apuntando hacia la rodilla); la de la Organización Mundial de la Salud (OMS); (aguja calibre 25-16 mm, insertada en un ángulo de 90 grados al eje largo del fémur con la piel comprimida entre el dedo índice y el pulgar); y la de los Estados Unidos (aguja calibre 23- 25mm insertada en el cuadrante superior lateral del muslo en un ángulo de 45 grados del eje largo del fémur y posterior en un ángulo de 45 grados a la mesa, con la piel comprimida entre el dedo índice y pulgar). Los autores asignaron aleatoriamente (con distribución oculta) a 375 lactantes a 1 de las 3 técnicas. Los participantes recibieron sus vacunas habituales, incluyendo la pertussis acelular a los 2, 4, 6, y 18 meses en un mismo consultorio. Los individuos que evaluaron los resultados estaban ciegos al grupo de tratamiento asignado. El seguimiento a las 24 horas fue completado por el 96% de los participantes del estudio. La razón por la cual no acudieron todos fue por que los padres no cumplieron, no por efectos adversos. Al usar el análisis por intención de tratar, la técnica de la OMS resultó en una reducción significativa dado que solo el 30% de los pacientes presentaron reacciones adversas sistémicas en las 24 horas. Estas fueron irritabilidad, fiebre, llanto/gritos persistentes, mareos, vómitos y rechazo alimentario, comparado con la técnica australiana (45.5%) y la de EEUU (49.2%) (Número Necesario para Tratar = 7 y 5, respectivamente). Si bien la tasa de equimosis fue mayor con la técnica de EEUU (6.7% vs. 0.8% para la de la OMS), las diferencias no fueron estadísticamente significativas. Los padres reportaron una aceptación semejante en los 3 grupos.

Copyright © 2005 InfoPOEM, Inc. All rights reserved.