El frenillo lingual corto en el recién nacido tiene un efecto mínimo sobre el éxito de la lactancia.

Pregunta Clínica:
¿El frenillo lingual corto reduce la probabilidad de éxito de la lactancia?

Idea Central:
El frenillo lingual corto/anquiloglosia en un recién nacido reduce en un mínimo la probabilidad de éxito de la lactancia. En este estudio no se encontraron diferencias significativas en la tasa de lactancia al mes de edad de los niños con o sin frenillo corto. Se debe reasegurar a las madres de hijos con frenillo corto que quieren amamantar, de que pueden ser exitosas. (LOE = 4)

Referencia:
Ricke LA, Baker NJ, Madlon-Kay DJ, Defor TA. Newborn tongue-tie: prevalence and effect on breast-feeding. J Am Board Fam Pract 2005; 18:1-7. .

Diseño Del Estudio:
Caso-control

Contexto:
Hospital (diferentes localidades) con seguimiento ambulatorio.


Resumen:
El frenillo lingual corto/anquiloglosia es una condición en que el frenillo sublingual es corto y se extiende hasta cerca de la punta de la lengua. De una cohorte original de 3490 recién nacidos ingresados al servicio de recién nacidos normales durante el período del estudio, los investigadores identificaron 148 niños con frenillo corto (4.2%). La condición era identificada en los recién nacidos, por las enfermeras neonatales y confirmada por uno de los 3 investigadores. Estos recién nacidos eran evaluados usando el Instrumento de Evaluación de la Función del Frenillo Lingual (Assessment Tool for Lingual Frenulum Function ATLFF) que consiste de puntos que evalúan la apariencia y la función de la lengua del recién nacido con un puntaje combinado de "Perfecta", "Aceptable", "Función Alterada". De los 148 niños con frenillo corto evaluados, cada uno de los 50 niños amamantados elegibles, fueron pareados con 2 controles amamantados sin frenillo corto. Se logró un seguimiento telefónico para el 84% de los casos y el 72% de los controles a la semana y 73% y 66% respectivamente al mes. Los investigadores no les dijeron a las madres que sus niños tenían frenillo corto. Al seguimiento de la semana, el 80% de los casos versus el 94% de los controles, aun estaban siendo amamantados (P = .035). Al seguimiento del mes, el 70% de los casos, versus el 76% de los controles estaban aun siendo amamantados (sin diferencia significativa). No se encontró una correlación entre el puntaje ATLFF y el éxito o fracaso de la lactancia.

Copyright 2004 InfoPOEM, Inc. All Rights Reserved