La anemia no predice la ferropenia en lactantes mayores

Pregunta Clínica:
El tamizaje de anemia en lactantes mayores:¿identifica aquellos con ferropenia?

Idea Central:
No podemos sentirnos seguros de que un lactante mayor no tiene déficit de Fe si tiene un nivel de hemoglobina normal, así como no podemos asegurar de que tiene una anemia por déficit de Fe si el nivel de hemoglobina está bajo. El tamizaje para déficit de Fe en lactantes mayores a través de la hemoglobina plasmática no identifica a la mayor parte de los niños ferropénicos, así como la mayor parte de los niños con anemia no tienen un déficit de Fe. (LOE = 1c)

Referencia:
White KC. Anemia is a poor predictor of iron deficiency among toddlers in the United States: For heme the bell tolls. Pediatrics 2005; 115:315-20..

Diseño Del Estudio:
Cohorte (prospectivo)

Contexto:
Estudio poblacional


Resumen:
Un nivel insuficiente de Fe (que es usado en más de 200 enzimas en el cuerpo) se asocia a retraso del desarrollo en niños. La medición de hemoglobina plasmática como un indicador de anemia se usa como tamizaje para ferropenia en niños pequeños. El autor de este estudio evalúa la correlación entre anemia y ferropenia examinando los hallazgos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (National Health and Nutrition Survey (NHANES)) desarrollada entre 1988 y 1994. La NHANES es una muestra estratificada de la población efectuada a través de Estados Unidos. La encuesta incluyó 1289 lactantes mayores entre 12 y 35 meses de edad. Todos estos niños fueron estudiados con hemograma, así como pruebas para medir reserva de Fe: ferritina, saturación de transferirna y porfirina libre del eritrocito. La ferropenia, identificada en el 10.9% de los niños estudiados se identificó como el presentar al menos 2 de los índices bajo lo normal. La anemia se definió como un nivel de hemoglobina menor de 11.0 g/dL. Se encontró poca correlación en la muestra entre la presencia de ferropenia y de anemia. Los niños ferropénicos tenían una hemoglobina promedio de 11.5 g/dL, que si bien está estadísticamente menor que el promedio de 12.1 g/dL en lactantes no ferropénicos, se encuentra sobre la línea de corte para anemia. Solo el 28% (95% CI, 20 - 38) de los niños con hemoglobina baja, tenían ferropenia. La capacidad de la anemia de descartar ferropenia también fue reducida: la sensibilidad de la prueba fue de solo el 30% (95% CI, 20-40). En otras palabras, por cada 100 lactantes mayores estudiados, 9 presentarían anemia y 9 ferropenia, pero solo 3 de los niños con ferropenia van a tener anemia, y solo 3 de los niños con anemia van a tener ferropenia, no una gran sobreposición. Se han encontrado resultados similares en resultados de Nueva Zelanda, Gran Bretaña y Europa (ver la sección de discusión de este estudio)

Copyright 2004 InfoPOEM, Inc. All Rights Reserved