El control del ritmo y la frecuencia cardíaca mejora la calidad de vida en pacientes con insuficiencia cardíaca crónica y fibrilación auricular


Pregunta Clínica:
En pacientes con fibrilación auricular e insuficiencia cardíaca crónicas: ¿Es mejor controlar la frecuencia o el ritmo cardíaco para mejorar la calidad de vida?

Idea Central:
Si bien el control del ritmo no tiene un mejor o peor efecto sobre la mortalidad que el control de la frecuencia en pacientes con fibrilación auricular (FA) e insuficiencia cardíaca, la calidad de vida puede ser mejor al controlar el ritmo. Sin embargo, la conversión a ritmo sinusal con amiodarona ocurre con poca frecuencia, y la mayoría de los pacientes necesitarán electro conversión.
(LOE = 1b)

Referencia:
Shelton RJ, Clark AL, Goode K, et al. A randomised, controlled study of rate versus rhythm control in patients with chronic atrial fibrillation and heart failure: (CAFÉ-II Study). Heart 2009;95(11):924-930.

Diseño del Estudio:
Ensayo randomizado controlado (no ciego)

Financiamiento:
Desconocido/no explícito

Contexto:
Ambulatorio (especialidad)

Distribución:
Incierta

Resumen:
Un estudio reciente sobre el tratamiento de la insuficiencia cardíaca (IC) no encontró diferencia en la mortalidad cuando se controlaba la frecuencia cardíaca (FC) al compararlo con el control del ritmo. Pero, hay más en la vida que su duración, y estos investigadores británicos condujeron un estudio randomizado controlado comparando 2 manejos en 61 pacientes con al menos síntomas de IC clase II de la Asociación del corazón de New York (New York Heart Association), quienes tenían además FA crónica según la definición de las guías de la Sociedad europea americana del corazón (European and American Heart Society). La mayoría, (84%) de los pacientes eran hombres, con una edad promedio de 72.4 años y una duración mediana IC de 14 meses. Los pacientes fueron asignados (distribución oculta incierta) a recibir amiodarona para controlar el ritmo, seguida por intentos de electro conversión después de 2 a 3 meses de tratamiento en caso necesario; o control de la FC. Ambos grupos recibieron beta bloqueadores y/o digoxina para reducir la FC a menos de 80 en reposo y menos de 110 después de caminar. En el grupo del control de la FC, el 61% de los pacientes logró la meta. Se restauró el ritmo sinusal normal en el 20% de los pacientes recibiendo amiodarona y en el 66% de estos pacientes al final del año de seguimiento. Por intención de tratar, la calidad de vida empeoró en un promedio de 3 puntos (dentro de los posibles 100 del “Medical Outcomes Study 36-Short Form Health Survey”) de un promedio de 37,3 en el grupo de control de la FC, y mejoró en un promedio de 6,5 puntos de un promedio de 40,7 en el grupo de control del ritmo (P = .02). La capacidad de ejercicio, usando una prueba de 6 minutos de marcha no fue diferente entre los grupos; tampoco fue la calidad de vida medida por el cuestionario de “Minnesota Living with Heart Failure”. Al comparar solo los que respondieron en cada grupo (en análisis por protocolo), la calidad de vida fue significativamente mejor al manejar ambas variables.

Copyright © 2009 by Wiley Subscription Services, Inc. All rights reserved.