La baja de peso mejora la apnea leve del sueño


Pregunta Clínica:
¿Es efectivo el bajar de peso en pacientes obesos para mejorar la apnea leve del sueño?

Idea Central:
Entre pacientes obesos con apnea leve del sueño, la pérdida de peso reduce el número de episodios de apnea y de hipopnea además de mejorar la calidad del sueño. La baja de peso eliminó la apnea del sueño en casi dos tercios de estos pacientes.
(LOE = 2b)

Referencia:
Tuomilehto HP, Seppä JM, Partinen MM, et al, for the Kuopio Sleep Apnea Group. Lifestyle intervention with weight reduction: first-line treatment in mild obstructive sleep apnea. Am J Respir Crit Care Med 2009;179(4):320-327.

Diseño del Estudio:
Ensayo randomizado controlado (ciego - único)

Financiamiento:
Fundación

Contexto:
Ambulatorio (especialidad)

Distribució:
Oculta

Resumen:
Ochenta y dos adultos obesos (índice de masa corporal entre 28 y 40) con apnea obstructiva del sueño leve (definida como con un índice de apnea-hipopnea (IAH) de 5 a 15 eventos por hora), fueron asignados aleatoriamente a recibir manejo habitual o 1 año de dieta muy baja en calorías (600 - 800 kcal/día) y ejercicio. El grupo de manejo habitual recibieron información oral y escrita al inicio y otra vez a los 3 meses y un año luego del inicio. El grupo intervenido fue atendido por una dietista cada 2 semanas. Al final de los 12 meses, 4 pacientes del manejo habitual y 5 de los de dieta habían abandonado el estudio. El “outcome” principal, cambio en el IAH fue evaluado por intención de tratar, por un médico que desconocía el tratamiento, además de evaluar la calidad de vida. A pesar de la randomización, los pacientes del grupo intervenido pesaban al inicio aproximadamente 9 kilos más que los del grupo control. Al final del estudio, el grupo intervenido perdió un promedio de 11 kgs (11% de su peso inicial) comparado con una pérdida de 2 kgs (3% del inicial) en los pacientes del grupo control. Después de 1 año, el grupo intervenido tenía un puntaje de 6 en el IAH comparado con un puntaje de 10 en el grupo control. Usando el IAH para clasificar si los pacientes aun presentaban apnea leve del sueño, el 63% del grupo intervenido se "curaron" comparados con el 35% de los pacientes en el grupo control (número necesario para tratar = 4; 95% CI, 2 - 22). Los “outcomes” generales sobre calidad de vida fueron similar en ambos grupos, si bien, los pacientes intervenidos tenían mejor calidad del sueño, pero sin diferencias significativas en somnolencia.

Copyright © 2009 by Wiley Subscription Services, Inc. All rights reserved.