La vitamina B12 es efectiva para tratar las estomatitis aftosas recurrentes


Pregunta Clínica:
¿Es efectiva la vitamina B12 en el tratamiento de los adultos con estomatitis aftosa recurrente?

Idea Central:
Comparado con placebo, la vitamina B12 sublingual, reduce significativamente la duración promedio de la estomatitis aftosa recurrente, el número de úlceras aftosas, y el nivel subjetivo de dolor. El tratamiento fue solo efectivo después de 5 meses de tratamiento, por lo que las terapias más breves pueden no ser efectivas.
(LOE = 1b-)

Referencia:
Volkov I, Rudoy I, Freud T, et al. Effectiveness of vitamin B12 in treating recurrent aphthous stomatitis: A randomized, double-blind, placebo-controlled trial. J Am Board Fam Med 2009;22(1):9-16.

Diseño del Estudio:
Ensayo randomizado controlado (doble-ciego)

Financiamiento:
Industria

Contexto:
Ambulatorio (atención primaria)

Distribución:
Oculta

Resumen:
Estos investigadores identificaron adultos, mayores de 18 años, con una historia de estomatitis aftosa recurrente por al menos 1 año, con al menos 1 brote cada 2 meses. Ningún paciente presentaba niveles anormalmente bajos de vitamina B12. Los pacientes elegibles (n = 58) fueron randomizados (con distribución oculta) a recibir tabletas sublinguales de vitamina B12 (1000 mcg) o un placebo semejante diariamente, antes de acostarse, por 6 meses. Los individuos que evaluaron los “outcomes” usando un diario de úlceras aftosas, estaban ciegos al grupo asignado. El 89% de los participantes en el estudio, completó la información por 6 meses. Usando análisis por-protocolo (incluyendo solo los pacientes que completaron el estudio), los individuos que tomaron vitamina B12 reportaron una reducción significativa de los episodios de estomatitis aftosa recurrente después de 6 meses comparados con el grupo de placebo (1,98 +/- 3,77 días vs. 4,84 +/- 5,71 días, respectivamente). Además, los pacientes en el grupo de la vitamina B12, reportaron una reducción significativa en el número de úlceras aftosas por mes, a los 6 meses, comparados con los que recibieron placebo (3,88 +/-7,98 vs. 13,39 +/- 23,56, respectivamente). El grupo de tratamiento activo también reportó niveles menores de dolor comparados con el grupo de placebo (0,64 +/-1,45 vs. 2,36 +/- 2,21, respectivamente). No se encontraron diferencias significativas entre los grupos antes de 5 meses de terapia.

Copyright © 2009 by Wiley Subscription Services, Inc. All rights reserved.