Las anormalidades de la repolarización son un factor de riesgo de miocardiopatía en atletas


Pregunta Clínica:
Las anormalidades de la repolarización en los atletas: ¿indican riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca con anormalidades estructurales?

Idea Central:
Las anormalidades de la repolarización (ondas T invertidas >= 2 mm. de profundidad en al menos 3 derivaciones diferentes de la III) indican un riesgo aumentado del desarrollo subsecuente de enfermedad cardíaca estructural (más comúnmente: miocardiopatía hipertrófica). Los atletas con esos hallazgos en el electrocardiograma (ECG) deben hacerse una ecocardiografía y ser monitoreados de cerca.
(LOE = 3b)

Referencia:
Pelliccia A, Di Paolo FM, Quattrini FM, et al. Outcomes in athletes with marked ECG repolarization abnormalities. N Engl J Med 2008;358(2):152-61.

Diseño del Estudio:
Caso-control

Financiamiento:
Fundación

Contexto:
Ambulatorio (especialidad)

Resumen:
Por ley, los atletas competitivos en Italia, deben someterse a una evaluación cardiaca que incluye, historia, examen físico, ECG y ecocardiograma en 2D. En este estudio, los investigadores buscaron todos los ECGs que mostraban evidencias de anormalidades de la repolarización, definida como ondas T invertidas >= 2 mm de profundidad en al menos 3 derivaciones diferentes de la derivación III y que ocurrieran predominantemente en derivaciones precordiales anteriores y laterales V2 - V6. Ellos compararon a estos pacientes con atletas que tenían ECGs normales. De los 12.550 atletas estudiados, 123 tenían anormalidades de la repolarización y 39 tenían enfermedad cardiaca estructural al momento de la presentación, con mayor frecuencia miocardiopatía hipertrófica (estos se excluyeron del análisis posterior). De los 84 que no tenían enfermedad cardíaca estructural al momento de la presentación, 3 se perdieron del seguimiento, dejando 81 para la cohorte final. De estos, 5 (6%) fueron eventualmente diagnosticados con miocardiopatía, 6 (7%) con otros trastornos cardiovasculares, y 70 (87%) no desarrollaron enfermedad cardiovascular durante los 9 años del período de seguimiento. Dos atletas que desarrollaron miocardiopatía sufrieron un paro cardiaco (2.4%) y uno de ellos murió. De los 229 pacientes controles, solo 4 (1.7%) desarrollaron desorden cardiovascular, ninguno presentó miocardiopatía o paro cardiaco.

Copyright © 2008 by Wiley Subscription Services, Inc. All rights reserved.