MANEJO DE DERMATITIS  ATÓPICAEN ADULTOS

Autor: Dra. Carolina Huerta E., Residente Medicina Familiar PUC
Editor: Dra. Isabel Mora., Docente Departamento Medicina Familiar PUC

Introducción

La dermatitis atópica (DA) se define como una enfermedad cutánea inflamatoria recurrente, altamente pruriginosa, no contagiosa. Se presenta frecuentemente en familias con enfermedades atópicas (dermatitis atópica, asma bronquial y / o rinoconjuntivitis alérgica)1.

Presenta característicamente patrones de distribución y morfología de las lesiones dependientes de la edad. La prevalencia alcanza de 2 a 5% en adultos jóvenes y hasta 20% en niños.1 Tiene gran impacto en calidad de vida de los pacientes que la presentan, provocando irritabilidad, trastornos del sueño, baja autoestima, ansiedad, entre otros2. 

Dentro de la fisiopatología intervienen factores genéticos y ambientales, produciendo una disfunción en la función de barrera de la piel dado por mutaciones en el gen de la filagrina (proteína de la barrera epidérmica), desregulación del sistema inmune (producción de citoquinas) los que genera una respuesta inmune cutánea deficiente frente a microorganismo y a consecuencia de esto mayor colonización estafilocócica2. Se caracteriza principalmente por prurito y xerosis. Puede presentarse en forma aguda (vesicular, costrosa), subaguda ( pápulas y placas secas, escamosas y eritematosas) y crónica (liquenificación)3. Puede afectar distintas áreas (Figura 1)4:


  • Área facial: Eccema inflamatorio con descamación que compromete frente, región periocular, mejillas y mentón. Puede asociarse a queilitis.
  • Región periocular: Eritema y descamación generalmente bilateral.
  • Blefaritis y conjuntivitis
  • Queratocono y Catarata subcapsular anterior
  • Áreas flexurales y región cervical
  • Manos y secundariamente de uñas
  • Áreas extensoras
  • Pezón y zona vulvar
  • Región poplítea y piernas.

Cuadro de texto: Figura 1. Distribución lesiones DA4

 

El diagnóstico es clínico. Existen distintos criterios diagnósticos utilizados principalmente para epidemiología o estudios clínicos. Uno de los más utilizados es el de Hanifin y Rajka1 (Figura 2)

Figura 2. Criterios diagnósticos DA .Hanifin y Rafka (1980) modificados por The Joint Task Force on Practice Parameters (1997)


El diagnóstico diferencial es con Dermatitis de contacto alérgica o irritativa, dermatitis seborreica, psoriasis, eczema nummular, linfomas cutáneos, entre otros4.

Tratamiento:

Los objetivos del tratamiento son: Identificar, eliminar y prevenir los factores gatillantes, controlar el daño sobre la piel y mejorar la función de barrera cutánea1.

Dentro de las opciones para el manejo se encuentran2,3:

  • Emolientes: Ayudan a hidratar la piel y restauran o mantienen la integridad de la barrera epidérmica
  • Corticoides tópicos: Disminuyen la inflamación, pero presentan potenciales efectos adversos locales y sistémicos
  • Inhibidores de la calcineurina tópicos :Inmunosupresores con efecto antiinflamatorio.
  • Otros: Antihistamínicos, Antibióticos, Fototerapia sistémica y UV

Existe una guía de práctica clínica con recomendaciones de manejo de DA en APS5. En la tabla 1 se muestran las opciones de tratamiento junto a la recomendación.

Tabla 1. Recomendaciones de tratamiendo de DA5 .

Una RS de buena calidad metodológica, cuyo objetivo fue terminar la eficacia y tolerabilidad  de los corticoides tópicos y los inhibidores de calcineurina para la prevención de reactivación de DA, concluye que el tratamiento proactivo con tacrolimus, fluticasona o metilprednisolona es efectivo para prevenir recaídas en pacientes con DA (RR 0.77 IC 95% 0.60-0.99, RR 0.45 IC 95% 0.38-0.54 y RR 0.36 IC 95% 0.21-0.62 respectivamente), pero se requieren más estudios para evaluar la seguridad a largo plazo del tratamiento proactivo6. A pesar de estar respaldado por la evidencia, no se recomienda uso habitual de tratamiento proactivo7.

Frente a duda diagnóstica, mala respuesta a tratamiento tópico adecuado, problemas psicológicos o trastorno del sueño secundario a DA o Infección secundaria recurrente, se recomienda derivar a dermatología5. Si existe sospecha de Eczema Herpeticum, considerar derivación a servicio de urgencia5.

En Resumen:

  • La DA es una enfermedad cutánea inflamatoria recurrente. Sus manifestaciones principales son el prurito y la xerosis.
  • Afecta principalmente áreas flexurales, dorso de manos y pies, cuello, rostro y párpados.
  • El diagnóstico es clínico y se debe realizar diagnóstico diferencial con dermatitis de contacto, linfomas cutáneos, entre otros.
  • El tratamiento se basa en el uso de emolientes y en casos necesarios corticoides tópicos, antihistamínicos, inhibidores de calcineurina y otros.
  • Existe evidencia que respalda el uso de tratamiento proactivo con corticoides, pero se requieren más estudios para evaluar seguridad a largo plazo de este tratamiento.
  • Considerar derivación en casos que no responden a tratamiento adecuado, trastorno del sueño asociado o infección secundaria.

Bibliografía:

1.-Wollenberg et al. ETFAD/EADV Eczema task force 2015 position paper on diagnosis and treatment of atopic dermatitis in adult and paediatric patients. JEADV 2016, 30, 729–747.
2.- Cury Martins J, Martins C, Aoki V, Gois AF, Ishii HA, da Silva EM. Topical tacrolimus for atopic dermatitis. The Cochrane database of systematic reviews. 2015;7(7):CD009864
3.- Berke et al. Atopic Dermatitis: An Overview. American Family Physician.July 1,2012. Volume 86, Number 1
4.- Fitzpatrick's Color Atlas and Synopsis of Clinical Dermatology, 7e 
5.- SIGN. Management of Atopic Eczema in Primary Care. A national clinical guideline. No 125 ISBN 978 1 905813 72 8, March 2011
6.- Schmitt J, von Kobyletzki L, Svensson A, Apfelbacher C. Efficacy and tolerability of proactive treatment with topical corticosteroids and calcineurin inhibitors for atopic eczema: systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. The British journal of dermatology. 2011;164(2):415-28.