Enfrentamiento diagnóstico del paciente con Adenopatías en APS.

Autor: Dra. Cinthia Aucapiña E. Residente Medicina Familiar PUC.
Editor: Dr. Alfredo Rodríguez N., Docente Departamento Medicina Familiar PUC.

Introducción:

El cuerpo humano tiene aproximadamente 600 ganglios linfáticos, siendo el bazo, amígdalas, adenoides y las placas de Peyer también parte del tejido linfoide, y su función es limpiar los antígenos del líquido extracelular que recubren internamente las mucosas, así como las del intestino.1

Los ganglios linfáticos (nódulos linfáticos, nodos linfáticos o linfonodos) son estructuras ovaladas o reniformes, encapsuladas, que forman parte estructuralmente del sistema linfático y funcionalmente del sistema inmunitario. Se distribuyen por todo el cuerpo siendo más predominantes en el cuello, axilas, abdomen e inguinales, y en torno a los grandes vasos sanguíneos.1

Las adenopatías (linfadenomegalias o linfadenopatías) son el aumento de tamaño o la alteración de la consistencia de los ganglios. Se ha determinado que el tamaño normal es < a 1 cm, pero es importante conocer que existen consideraciones especiales (supraclaviculares, epitrocleares, iliacos y poplíteos > a 0,5 son anormales y nodos inguinales > a 1,5 cm). .2,3

Epidemiología

Un estudio transversal realizado en Holanda, de un total de 2.556 pacientes que consultaron por adenopatías a sus médicos de familia: 90% fueron diagnosticados clínicamente en la APS, mientras que un 10% fueron derivados a especialista por adenopatías inexplicables requiriendo biopsia un 3,2%, obteniendo un resultado de enfermedad maligna el 1,1%.5
La prevalencia de malignidad según el rango etario en APS es de 0,4% en < de 40 años y 4% en los > de 40 años.6

Etiología.

En un estudio retrospectivo que evaluó 185 muestras biopsiadas de linfadenopatías periférica, se encontraron los siguientes diagnósticos histopatológicos.7          
                                  
Tabla 1.- Resultado de la biopsia por escisión de los pacientes con linfadenopatías. 


Diagnóstico

N (%)

Linfadenopatías reactivas

40 (21,5%

Granulomatosis necrotizante

14( 7,5%)

Granulomatosis no necrotizante

2( 1%)

Enfermedad por arañazo de gato

4

Toxoplasmosis

1

Kikuchi

1

Total de lesiones benignas

62 (33,5%)

Linfoma no Hodgkin

77 (41,6%)

Linfoma Hodgkin

38 (20,5%)

Metástasis

8 (4,3%)

Total de lesiones malignas

123 (66,5%)

¿Cuál es la aproximación inicial diagnóstica de las linfadenopatías?.

El abordaje de una linfadenopatía periférica amerita una historia clínica exhaustiva y un examen físico específico:

Tabla 2. Evaluación clínica de un paciente con linfadenopatías

Edad: A mayor edad aumenta el riesgo de malignidad < 30 años un 20%, de 31 a 50 años un 40%, > 50 años un 60% serán adenopatías malignas.8

Sexo: Mayor predominio de neoplasias y linfomas en hombres.  

 Exposición a animales: Enfermedad por arañazo de gato, Toxoplasmosis, Tularemia.  

 Uso de medicamentos: Recordar que ciertos fármacos como la Fenitoina, Alopurinol, Carbamazepina , Hidralazina, Captopril , Cefalosporinas entre otros producen adenopatías. 

Viajes:
Incursión en países tropicales por ejemplo (TBC, Tularemia, Brucelosis, etc)

Historia sexual: Conductas de riesgo para desarrollar ITS. 

Exposición ambiental
: OH, tabaco y sol 

 Exposición ocupacional: silicio.  

Antecedentes familiares:
Cáncer de mama, Síndrome Nevus Displasico Familiar, Melanoma. 

 Temporalidad: <15 días inflamatorio, Enfermedad Hematológicas y >30 días Tuberculosis y Neoplásicas.10 

Síntomas específicos:
nos orienta a una patología especifica: fiebre, odinofagia, adenopatías cervicales, esplenomegalia, astenia, erupciones cutáneas, artralgias, sudoración nocturna, debilidad muscular, pérdida de peso, etc.11


 

 

 

 

 

 

 


Tabla 2.1 Evaluación clínica de un paciente con linfadenopatías

Localización: Cervicales: Citomegalovirus, Mononucleosis, V. Herpes, V. Coxsakie, VIH,   S. aureus, S. Pyogenes (grupo A), Enfermedad por arañazo de gato, Toxoplasmosis, Tripanosomiasis, Histoplasmosis, Cáncer de tiroides, Linfoma de Hodgkin, y no Hodgkin. 13   

Supraclaviculares: Derecha: Tumores intratorácicos; Izquierda: Tumores digestivos. 

 Axilares: Mononucleosis, Enfermedad por arañazo de gato, VIH, Ca. de mama, Linfoma Hodgkin y no Hodgkin.
 
Hiliar: Sarcoidosis, Tuberculosis, Cáncer Pulmonar.

Mediastinica: Linfoma Hodgkin. 

Epitrocleares: Sarcoidosis, Tularemia, Artritis Reumatoide, Sífilis secundaria.

Inguinales: ITS, Cáncer de cérvix, recto y ano.

Consistencia: Blandos (Inflamatorios e infecciosos), Firme y Adherente ( Linfomas),
Duros (Metastásicos).13

Tamaño:
Características antes mencionada. 

Dolor:
Orienta a procesos inflamatorios o supuración y hemorrágicos.

Adhesión
: No adheridas: Benignas (Tuberculosis, Sarcoidosis, Linfogranuloma);     Adheridas: Malignas (Carcinoma, Linfoma metastásico).

 ¿Es posible diferenciar con el examen físico una linfadenopatías benigna de una maligna?

En un estudio retrospectivo, que incluyó 151 pacientes adultos, se evaluaron 6 caracteristicas especificas con el objetivo de diferenciar una linfadenopatía benigna de una maligna14:

 Tabla 3.  Valoración de Score Clínico sugerente de linfadenopatías malignas.                                           

Puntuación

Edad

Sensibilidad

Tamaño

Consistencia

Prurito generalizado

Linfadenopatía Supraclavicular

0

< 40 años

Ausente

<1cm

blandos

ausente

ausente

1

> 40 años

presente

1 a 4 cm

duros

presente

presente

2

4-9 cm

3

>9 cm

 

 

 

 

 

 

Tabla. 4 Puntaje y Resultados del Score Clínico


Puntuación

Sensibilidad

Especificidad

LR+

LR-

0

97,4%

55,4%

2,15

0,05

1

97,4%

56,3%

2,20

0,05

2

92,3%

62,5%

2,42

0,12

3

92,3%

69,6%

2,96

0,11

4

76,9%

83%

4,47

0,28

5

74,4%

88,4%

6,16

0,29

6

61,5%

90,2%

6,1

0,43

7

48,7%

93,8%

6,85

0,55

En otro estudio prospectivo con similares objetivos se evaluaron los valores predictivos para diferenciar una linfadenopatías benigna de una maligna. Se analizaron ganglios linfáticos de 423 pacientes adultos y los resultados se muestran en la Tabla 5. 15

 Tabla 5.Valores Predictivos sugerentes de linfadenopatías malignas


Valores predictivos

RR(IC 95%)

Sexo masculino

RR 2,72 (IC 95% 1,63 a 4,56)

Aumento de la edad

RR 1,05 (IC 95% 1,4 a 1,7)

Etnia blanca

RR 3,01 (IC 95% 1,19 a 7,6)

Ganglio supraclavicular

RR 3,72 (IC 95% 1,52 a 9,12

>2 Ganglio linfáticos

RR 6,41 (IC 95% 2,82 a 14,58)

                     
¿Cuál es la utilidad de la ecografía en el diagnóstico de linfadenopatías?

En un estudio de 192 pacientes se evaluó la utilidad de la ecografía  para diferenciar las etiologías de adenopatías cervicales, los resultados muestran que las características ecográficas más relevantes fueron el halo periférico y ecogenecidad hiperecoica. Es importante  mencionar que estos pacientes posteriormente fueron sometidos a Punción Aspiración con Aguja Fina (PAAF) manteniendo similitud en los resultados como se muestra en la Tabla 6.16

Tabla 6. Resultados de la utilidad de la Ecografía y PAAF


Examen

Sensibilidad

Especificidad

LR+

LR-

Ecografía

80%

90%

8

0,22

FNAC

82%

97%

27,3

0,18

¿Cuáles son las indicaciones para realizar una biopsia ganglionar?

El Instituto de Cáncer de Australia recomienda realizar una biopsia ganglionar en los siguientes escenarios:

  1. Pacientes > 40 años.
  2. Ganglio supraclavicular.
  3. Nodo linfático > 2,25 cm.
  4. Consistencia dura.
  5. Dolor ausente.17

Conclusiones:

En los pacientes con adenopatías y factores de riesgo, una minuciosa historia clínica y examen físico pueden ayudar al médico a establecer un diagnóstico inicial, o también saber cuándo y qué pruebas complementarias solicitar para llegar a un diagnóstico apropiado.

Considerar: la edad > de 40 años, ganglio linfático supraclavicular >2 cm, >2 nodos linfáticos, consistencia dura e imagenología anormal son factores que impulsan al médico a solicitar estudio de histopatología. Si no hay riesgos predictivos de malignidad, se debe observar durante 3 a 4 semanas antes de la biopsia.

El ultrasonido es un método no invasivo que nos puede dar características ecográficas útiles para el diagnóstico de adenopatías cervicales. Además, es de mucha utilidad para realizar una buena selección entre ganglios sospechosos y elegir el sitio más específico para tomar una mejor muestra en PAAF y evitar falsos negativos.

La biopsia ganglionar es el método Gold Standard para el diagnóstico de adenopatía de causa
inespecífica o de origen desconocido.

Referencias.

1.Ferrer R. Linfadenopatía: diagnóstico y evaluación diferencial Médico Am Fam. 1998; 58 : 1313-20.PubMed PMID: 9803196.
 Consuelo; Cascales Angosto, María (2013). «Capítulo 1. Generalidades del sistema inmune»Sistema inmune: su importancia en el desarrollo y terapia del cáncer. Plasencia, España: UNED. pp. 20-25. ISBN 9788461643196. Consultado el 27 de junio de 2016.
2. Rozman C, Montserrat E. Sistema linfático y síndromes adenopáticos. En: Farreras P, Rozman C, editores. Medicina Interna (3ª ed.).Vol II. Madrid: Mosby Doyma,1995. P. 1491-1493.
3. Ahuja AT, Ying M. Sonographic evaluation of cervical lymph nodes. AJR Am J Roentgenol.2005;184:1691–1699. [PubMed].
4. Sriwatanawongsa V, Cardoso R, Chang P. Incidence of malignancy in peripheral lymph node biopsy. Am Surg. 1985;51:587–590. [PubMed].
5. Fijten GH, Blijham GH. Unexplained lymphadenopathy in family practice. An evaluation of the probability of malignant causes and the effectiveness of physicians' workup. J Fam Pract. 1988;27:373–6 .
6.Richner S, Laifer G. Peripheral lymphadenopathy in immunocompetent Adults. Swiss Med Wkly. 2 010;140:98–104. PubMed PMID: 20069473. [PubMed.
7. 10. Mohan A, Reddy MK, Phaneendra BV, Chandra A. Aetiology of peripheral lymphadenopathy in adults: Analysis of 1724 cases seen at a tertiary care teaching hospital in southern India. Natl Med J India.2007;20:78–80. [PubMed].
8. Lee Y, Terry R, Lukes RJ. Lymph node biopsy for diagnosis: a statistical study. J Surg Oncol. 1980;14:53–60.
9. Rabkin CS. AIDS and cancer in the era of highly active antiretroviral therapy (HAART). Eur J Cancer. 2001;37:1316–9.
10. Vaccher E, Spina M, Tirelli U. Clinical aspects and management of Hodgkin's disease and other tumours in HIV-infected individuals. Eur J Cancer. 2001;37:1306–15.
11. Pangalis GA, Vassilakopoulos TP, Boussiotis VA, Fessas P. Clinical approach to lymphadenopathy. Semin Oncol. 1993;20:570–82
12. Hurt C, Tammaro D. Diagnostic Evaluation of Mononucleosis-Like Illnesses. Am J Med.2007;120:911. doi: 10.1016/j.amjmed.2006.12.011. PubMed PMID: 17904463. [PubMed] . Yonova D. Pruritus in certain internal diseases. Hippokratia. 2007;11:67–71. PubMed PMID: 19582180. PubMed Central PMICD: PMC2464269. [PMC free article] [PubMed].Butler DF, Jared JL. Pruritus and Systemic Disease: eMedicine Dermatology [Internet]; 2009 [cited 2010 May 2]: http://emedicine.medscape.com/article//1098029-overview.
13.Bazemore AW, Smucker DR. Lymphadenopathy and malignancy. Am Fam Physician. 2002;66:2103–10. PubMed PMID: 12484692. [PubMedFerrer R. Lymphadenopathy: differential diagnosis and evaluation. Am Fam Physician. 1998;58:1313–20. PubMed PMID: 9803196. [PubMed
14. Vassilakopoulos TP, Pangalis GA. La aplicación de una regla de predicción para seleccionar qué pacientes presentan adenopatías deben someterse a una biopsia de los ganglios linfáticos. Medicina (Baltimore). 2000; 79: 338-347.Citado aquí ... | Ver texto completo | PubMed | CrossRef.
15. Gregory RK, Cunningham D, Fisher TA, Rhys-Evans P, Middleton GW, Bishop L, Wotherspoon A, Trott PA, Nash AG (2000) Investigating lymphadenopathy–report on the first 12 months of the lymph node diagnostic clinic at the Royal Marsden Hospital. Postgraduate Med J 76: 566–568.
16. Asai S, Miyachi H, Suzuki K, Shimamura K, Ando Y: Ultrasonographicdifferentiation between tuberculous lymphadenitis and malignant lymph nodes. J Ultrasound Med 2001, 20:533-538.
17. Clinical Practice Guidelines for the Diagnosis and Management of Lymphoma [Internet] Australian Government National Healt and Medical Research Council: c2005 [cited 2012 Jan 2]:http://www.nhmrc.gov.au/_files_nhmrc/publications/attachments/cp107.pdf.