OTITIS MEDIA CRÓNICA SUPURATIVA

Autor: Dra. Angela Ortigoza B. Residente Medicina Famiiar UC
Editor: Dra. Pamela Rojas G. Médico Familiar UC

INTRODUCCIÓN

La otitis media crónica supurativa (OMCS) se define como la inflamación crónica del oído medio y del mastoides, y se presenta como una membrana timpánica perforada y otorrea crónica (1).

Actualmente no existe consenso en relación al tiempo de evolución que debe tener una otorrea para catalogarla de “crónica”, lo ha que generado dificultad para estimar su prevalencia. La OMS lo establece como un período mayor o igual a dos semanas (2), mientras que la Academia Americana de Otorrinolaringología lo propone como mayor o igual a 6 semanas. En Chile, suele utilizarse esta última definición. 

CONCEPTOS GENERALES

En la patogénesis de la OMCS se ha aislado algunos factores de riesgo, entre los que se encuentra (3,4):

  1. La presencia de fumadores en casas de lactantes menores a 12 meses.
  2. Otorrea materna
  3. Sexo masculino
  4. Estar institucionalizado

Los microorganismos involucrados con mayor frecuencia difieren significativamente de los responsables de las otitis medias agudas, e incluyen en primer lugar Pseudomona Aeruginosa, seguido por Staphylococcus Aureus y Bacterias gram negativos (Escherichia spp, Klebsiella spp, Proteus spp) (1).

CLÍNICA

La OMCS cursa de manera asintomática, y sus signos son bastante inespecíficos: perforación timpánica y otorrea crónica.

Las complicaciones agudas de la OMCS son bastante infrecuentes. Entre ellas se encuentran (5):

- Extracraneales:

  • Absceso subperióstico
  • Parálisis del nervio facial
  • Laberintitis
  • Mastoiditis
-Intracraneales:
  • Absceso extradural, subdural o cerebral
  • Meningitis
  • Tromboflebitis del seno lateral

La pesquisa de cualquiera de las siguientes banderas rojas, en el contexto de un niño con OMCS es sugerente de una complicación aguda y exige la derivación inmediata a un servicio de urgencia para su estudio (6):

  • Mareo súbito y persistente
  • Aumento de volumen retroauricular
  • Cefalea de inicio súbito.
  • Nistagmus.
  • Hipoacusia súbita.

Una complicación de las OMCS a largo plazo, y de gran relevancia, es su impacto en la audición. El país pionero en cuanto a estudios de seguimiento al respecto es Dinamarca.  Ellos han logrado  demostrar que la primera causa asociada a alteración en la audiometría, según los rangos audiométricos de ASHA (American Speech-Language-Hearing Association)(10), es la OMCS (tanto las resueltas de manera espontánea como las tratadas quirúrgicamente)(7). Aún faltan estudios que correlacionen estas alteraciones audiométricas con la repercusión que tienen en el lenguaje receptivo o verbal, idealmente en una población similar a la nuestra.

ABORDAJE Y EVOLUCIÓN DE LOS NIÑOS CON OMCS

El tratamiento de la OMCS tiene dos grandes pilares, un tratamiento médico inicial y la derivación oportuna y apropiada.

1.- El abordaje inicial de un niño con supuración activa por una OMCS es el uso de Quinolonas tópicas (6). En Chile, el único preparado disponible es Ciprofloxacino ótico, usualmente usado en un esquema de 3 gotas/ 3 veces al día/ por 10 días Este tratamiento mostró superioridad al compararlo con el uso sistémico de Quinolonas y de  Aminoglicósidos (6-8)

Es importante recalcar que el uso de Aminoglicósidos tópicos, ej: Gentamicina, está contraindicado en pacientes con OMCS..

2.- Derivación  oportuna. El tratamiento definitivo de un niño con OMCS es de resorte del otorrino. Un porcentaje de los niños resolverá su patología de manera espontánea, mientras que otros deberán hacerlo mediante cirugía, decisión que quedará a cargo de este especialista.

RESUMEN

La otitis media crónica supurativa es una patología que no presenta síntomas, por lo cual se debe estar atentos a sus signos: perforación crónica de la membrana timpánica (mayor a 3 meses) y otorrea crónica (mayor o igual a 6 semanas).
El manejo en APS de los niños con OMCS incluye el tratamiento con Quinolonas tópicas y la derivación a otorrinolaringología.

La pesquisa de banderas rojas sugiere una eventual complicación aguda, y exige la derivación inmediata de estos pacientes al servicio de urgencias para su estudio y manejo.


REFERENCIAS

  1. Monique Verhoeff a Elisabeth A.M. Sanders c , Erwin L. van der Veen a , Anne G.M. Schilder a, , Maroeska M. Rovers a,b,c . (2005). Chronic suppurative otitis media: A review. International Journal of Pediatric Otorhinolaryngology, doi:10.1016/j.ijporl.2005.08.021, 1-8.
  2.  World Health Organization Geneva, Switzerland. (2004). Chronic suppurative otitis media Burden of Illness and Management Options. Child and Adolescent Health and Development Prevention of Blindness and Deafness, 1, 1-84.
  3. Nikolaos S. Tsilis, MD, FEBEORL-HNS1 ,Thomas P. Nikolopoulos, MD, DM, PhD, Vassilios F. Chalkiadakis, Petros V. Vlastarakos, Dimitrios S. Kotzampasakis,. (2013). Chronic Otitis Media in Children: An Evidence-Based Guide for Diagnosis and Management. Clinical Pediatrics, 52(9), 795–802.
  4. Anders Koch, Preben Homøe, Christian Pipper, Thomas Hjuler and Mads Melbye.. (2011). Chronic Suppurative Otitis Media in a Birth Cohort of Children in Greenland. The Pediatric Infectious Disease Journal, 30, Number 1
  5.  Fazal I Wahid, Adil Khan, Iftikhar Ahmad Khan.. (2014). Complications of chronic suppurative otitis media: challenge for a developing country. Head & Neck Surgery, 24(5), 265-270.
  6. Gabriel Ruiz. (2011). Otitis media crónica en el adulto.  Jano: Medicina y humanidades, ISSN-e 0210-220X, Nº. 1769, pág. 62
  7. Macfadyen CA, Acuin JM, Gamble CL. (2006). Systemic antibiotics versus topical treatments for chronically discharging ears with underlying eardrum perforations (Review). The Cochrane Library, Issue 1, 1-87.
  8. Ramon Gordon Jensen, Preben Homøe , Mikael Andersson , Anders Koch. (2011). Long-term follow-up of chronic suppurative otitis media in a high-risk children cohort. International Journal of Pediatric Otorhinolaryngology, 75, 948-954.
  9. Acuin JM, Smith A, Mackenzie I. (1998). Interventions for chronic suppurative otitis media (Review). The Cochrane Library, Issue 4.
  10. http://www.asha.org/