Disfunción Eréctil: una patología que se puede tratar en APS

Autor: Dra. Adriana Bustamante M, Residente Medicina Familiar PUC
Editor: Dra. Isabel Mora M,  Médico Familiar PUC

Introducción:
La Disfunción Eréctil (DE) es la “incapacidad persistente de conseguir y mantener una erección lo suficientemente rígida que permita una relación sexual satisfactoria”. Esta condición debe estar al menos en los últimos 3 meses (2-3).

La DE y la enfermedad cardiovascular comparten factores de riesgo comunes, entre ellos la edad, hipertensión, el síndrome metabólico y la aterosclerosis. En consecuencia, la DE ha demostrado ser un potente predictor de futuros eventos cardiovasculares, infarto de miocardio, eventos cerebrovasculares (19).

En particular, el papel de la disfunción endotelial y el óxido nítrico en DE y la enfermedad aterosclerótica se ha dilucidado. Dado el gran número de hombres que reciben tratamiento médico para la DE, las preocupaciones sobre el riesgo de la actividad sexual para desencadenar eventos cardiovasculares agudos y los riesgos potenciales de las interacciones adversas o inesperadas de drogas deben ser abordados (20).

Prevalencia: En Chile es del 52% en mayores de 40 años según un estudio realizado en Valparaíso (1), y - al igual que en otros países del mundo - como se reporta también en el estudio de Massachusetts, su incidencia aumenta con la edad (4).

Etiología: sus causas pueden ser orgánicas, psicológicas y mixtas (5,6,7). En la tabla 1 se mencionan algunos factores de riesgo para disfunción eréctil.

Tabla 1: Factores de riesgo para presentar DE (6,7)

CONDICIONES MEDICAS/PSICOLOGICAS

MEDICAMENTOS

Edad avanzada

IRSS, Antidepresivos tricíclicos

Tabaquismo

Fenitoína, fenobarbital

Diabetes Mellitus

Beta bloqueadores

Hipotiroidismo, hipogonadismo

Levodopa, Bromocriptina

Hipercolesterolemia, obesidad

Gemfibrozilo

Hipertensión Arterial

Tiazídicos y espironolactona

Alzheimer, Parkinson

Corticoides

Enfermedad de Peyronie

Anfetaminas

Depresión, ansiedad

Benzodiazepinas

Ateroesclerosis

Cocaína, marihuana

Joel, J.(febrero 2010), Management of Erectile Dysfunction, American Family Physician, vol.81 Nº3, 305-312

 

Diagnóstico: (8,9)
La evaluación inicial de hombres con quejas de disfunción eréctil debe incluir:

  • Historia psicosocial y sexual completa
  • Examen físico que incluye genitales
  • Evaluación y estratificación del riesgo cardiovascular
  • Evaluar síntomas y signos de enfermedades subyacentes
  • Medicación utilizada
  • Hábitos: cigarrillo, sedentarismo
  • Exámenes de laboratorio: glicemia, perfil lipídico, pruebas tiroideas, niveles de testosterona.

La entrevista inicial, examen físico y evaluación psicosexual deberían ser capaces de definir la naturaleza de la DE: psicógena u orgánica, con una sensibilidad de 93% y una especificidad del 80% (11).

Tabla 2. Características que permiten diferenciar entre DE orgánica y psicógena (10)


CARACTERISTICAS

ORGÁNICA

PSICÓGENA

Edad

>50 años

<40 años

Comienzo

Gradual

Agudo

Tiempo de evolución

>1año

<1año

Aparición

Permanente

Situacional

Curso

Constante

Variable

Erección extracoital

Pobre

Rígida

Problemas de pareja

Secundarios

Al inicio

Ansiedad y miedo

Secundarios

Primarios

Problemas psicosexuales

Secundarios

Larga historia

Documento de consenso sobre disfunción eréctil. SEMERGEN 2003;29(5):255-263 /opiníón del experto Dr. Marcelo Marconi

Pruebas como RigiScan, Ecografía doppler peneana, cavernosografía no están indicadas de forma rutinaria en el contexto de atención primaria (12).

Tratamiento no farmacológico: Antes de iniciar tratamiento se debe evaluar siempre las expectativas del paciente, establecer metas realistas. Las condiciones patológicas subyacentes deberán ser tratadas antes o durante el tratamiento de la disfunción eréctil. Cambios en el estilo de vida pueden ser de gran utilidad (12).

Según algunos estudios, los cambios de estilo de vida (13,14) tales como ingesta menor de Kcal e implementación de actividad física regular logran mejorar el Score de Índice Internacional de Función Eréctil (IIEF) con una diferencia de medias 3 (IC 1.2 a 4.8). (13)

El IIEF es un cuestionario de 15 preguntas que fue validado en el VII encuentro mundial en impotencia celebrado en San Francisco en 1996. Puede ser auto administrado por el paciente, a cada pregunta se le otorga un puntaje de 0 a 5. Se evalúan los 4 principales dominios de la función sexual masculina: función eréctil, función orgásmica, deseo sexual, satisfacción de las relaciones sexuales. Las preguntas se refieren a las 4 últimas semanas. La interpretación del score es la siguiente: 1-7 DE severa, 8-11 DE moderada, 12-16 DE leve a moderada, 17-21 DE leve. (17,18)

Tratamiento farmacológico: Los inhibidores de la 5 fosfodiesterasa son considerados como primera línea de tratamiento (8).
Una revisión sistemática muestra que los inhibidores de la 5 fosfodiesterasa mejorarían la capacidad de lograr y mantener una erección para llevar a cabo una relación sexual satisfactoria en pacientes con diabetes mellitus y disfunción eréctil con una Diferencia de medias 6.56 (IC 5.18-7.93). (15)

Los efectos adversos de los inhibidores de la 5 fosfodiesterasa más comunes fueron cefalea, flushing, en menor frecuencia se presentaron congestión nasal, dispepsia, mialgia, visión anormal y dolor de espalda. Ningún estudio reportó mortalidad (15).

Los inhibidores de la 5 fosfodiesterasa están contraindicados en pacientes que usan nitratos y alfabloqueadores (16).
Se debe hacer hincapié en que la acción de estos medicamentos se presenta en presencia de estimulación sexual. Además es necesario realizar una titulación adecuada, evaluar dosis-respuesta, instruir al paciente sobre el tiempo adecuado de toma del medicamento previo a la relación sexual. Informar al paciente que si bien la respuesta satisfactoria se puede dar después de las dos primeras dosis puede haber necesidad de 7 a 8 intentos (16).

Conclusiones:

  • La disfunción eréctil es una enfermedad altamente prevalente en nuestro medio.
  • La modificación del estilo de vida como reducción de peso, implementación de actividad física mantenida en el tiempo están relacionados con una mejor función eréctil.
  • El control de los factores de riesgo cardiovascular como dislipidemia, obesidad, tabaquismo, tendrían un efecto beneficioso en la disfunción eréctil.
  • La disfunción eréctil es considerada como un marcador de riesgo cardiovascular.
  • Su diagnóstico debe incluir una historia clínica, sexual, examen físico completo y estratificación del riesgo cardiovascular.
  • Los inhibidores de la 5 fosfodiesterasa son el tratamiento de primera línea en pacientes con disfunción eréctil.
  • Están contraindicados con el uso de nitratos y alfa bloqueadores.

 Referencias:

  1. Venegas, J., Baeza, R., (2004), Prevalencia de disfunción eréctil en Chile, Revista Chilena de Urología. Vol 69/Nº3, 199-202
  2. Joel, J.(febrero 2010), Management of Erectile Dysfunction, American Family Physician, vol.81 Nº3, 305-312
  3. Gandaglia, G., y cols, (agosto 2013), A systematic review of the association between erectile dysfunction and cardiovascular disease. European Urology (65) 2014; 968-978
  4. Feldman HA, Goldstein I ET AL. Impotence and its medical and psychological correlates: results of Massachusetts male aging study. J Urol 1994; 151: 54.
  5. Tiefer, L., et al. Accuracy of the initial history and physical examination to establish the etiology of erectile dysfunction. Urology, march 1995. 45,3:498-502.
  6. Joel, J.(febrero 2010), Management of Erectile Dysfunction, American Family Physician, vol.81 Nº3, 305-312
  7. Bacon, CG., et al. Sexual Function in Men Older Than 50 Years of Age: Results from the Health Professionals Follow-up Study. Ann Intern Med 2003; 139:161
  8. Albersen, M, Kuwong M. et al. Evaluation and Treatment of Erectile Dysfunction. Med. Clin N Am 95 (2011) 201-212
  9. Kostis, J., Graham, J., et al. Sexual Dysfunction and Cardiac Risk (The Second  Princeton Consensus Conference) Am J Cardiol 2005;96:313-321
  10. Documento de consenso sobre disfunción eréctil. SEMERGEN 2003;29(5):255-263 /opiníón del experto Dr. Marconi
  11. Tiefer, L., et al. Accuracy of the initial history and physical examination to establish the etiology of erectile dysfunction. Urology, march 1995. 45,3:498-502.
  12. Albersen, M, Kuwong M. et al. Evaluation and Treatment of Erectile Dysfunction. Med. Clin N Am 95 (2011) 201-212
  13.  Esposito K, Giugliano F, Di Palo C, et al. Effect of lifestyle changes on erectile dysfunction in obese men: a randomized controlled trial. JAMA 2004;291:2978
  14.  Gupta BP, Murad MH, Clifton MM, et al. The effect of lifestyle modification and cardiovascular risk factor reduction on erectile dysfunction: a systematic review and meta-analysis. Arch Intern Med 2011; 171:1797
  15.  VardiM, Nini A. Phosphodiesterase inhibitors for erectile dysfunction in patients with diabetes mellitus. Cochrane Database of Systematic Reviews 2007, Issue 1. Art. No.: CD002187. DOI: 10.1002/14651858.CD002187.pub3
  16.  Mccullough, A. et al. Achieving treatment optimization with sildenafil Citrate (viagra®) in patients with Erectile dysfunction. Urology 60 (Supplement 2B), August 30, 2002. 28-38.
  17. Hernández, C., Tratamiento con Doxazocina en 3347 pacientes con síntomas del tracto urinario inferior. Efecto sobre su función sexual. Estudio Impros. [Revista Internet][citado abril 2004] disponible en http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S0210-48062004000400005&script=sci_arttext
  18. Rosen, R. y cols. The international of Erectile Function (IEEF) A multidimensional scale for assessment of erectile dysfunction. Urology, 1997, 49:822-830
  19.  Melianthe P. J. Nicolai, MD, et al. Erectile dysfunction in the cardiology practice a patients' perspective, American Heart Journal February 2014 Volume 167, Number 2
  20.  John B. Kostis, MDa,*, Graham Jackson, MDb, et al. Sexual Dysfunction and Cardiac Risk (the Second Princeton Consensus Conference) Am J Cardiol 2005;96:313–321