NUTRICIÓN Y CRECIMIENTO de niños prematuros EN Control sano.

Autor: Dra. Pamela Llantén A. Residente Medicina Familiar PUC.
Editor: Dra. Pamela Rojas G. Docente Departamento Medicina Familiar PUC.


INTRODUCCIÓN


Se considera como prematuro a aquellos niños nacidos de las 37 semanas de edad gestacional. La prematurez constituye en la actualidad la principal causa de morbimortalidad perinatal, y da cuenta del 75% de la mortalidad perinatal (excluyendo enfermedades congénitas) 1.
En Chile, el 12% de los recién nacidos vivos son prematuros, lo que representa alrededor de 2.500 niños anualmente. El 1 a 2% son considerados como prematuros extremos, o sea niños nacidos antes de las 32 semanas o con un peso de nacimiento menor a 1.500 g) 1, 2.

SEGUIMIENTO AMBULATORIO


La evidencia es poco consistente para respaldar un programa específico de seguimiento de prematuros. Existen recomendaciones de expertos (principalmente Comité de Expertos del Instituto de Salud y Desarrollo Infantil de EEUU y el Instituto Nacional de Enfermedades neurológicas de EEUU) que se basan en los riesgos específicos de estos niños,  que indican qué pesquisar y antes de qué edad 2, 3.
Los principales objetivos del seguimiento ambulatorio de prematuros son 2:

  • Favorecer crecimiento y desarrollo óptimos
  • Detección oportuna de alteraciones sensoriales y del neurodesarrollo
  • Derivación precoz para tratamiento específico de patologías

NUTRICIÓN Y CRECIMIENTO

Los prematuros con un peso de nacimiento adecuado para su edad gestacional tienen una recuperación de crecimiento estable durante los primeros 2 años de vida. Hasta el 90% alcanzan un peso en p50 a los 12 meses de edad corregida y talla p50 a los 24 meses de edad corregida.
Es esperable que los niños pequeños para edad gestacional mantengan peso y talla bajo p10 a los 3 años 2.
Es importante recordar que la recomendación actual para efectos nutricionales incluye corregir la edad gestacional hasta los 2 años en los niños prematuros extremos, y hasta el año en los prematuros tardíos2-4.

RECOMENDACIONES NUTRICIONALES:

1.-Lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses.

Los niños alimentados con fórmula no tienen un beneficio final en términos de crecimiento al compararlo con los niños amamantados, y sus curvas de crecimiento se hacen similares al cumplir los 6 meses de edad corregida2.
Hasta los 3 meses el requerimiento calórico es alto, de 120 a 130 kcal/kg/día, requiriendo un volumen total de 180 a 200 mL/kg/día 2, 4 – 6. Desde los 3 meses de edad corregida, disminuyen los requerimientos, con un volumen total diario de 150 a 170 mL/kg de peso.

2.-Fortificar la leche materna.

Si el niño es dado de alta antes de cumplir las 38 semanas, presenta desnutrición o una velocidad de crecimiento lenta, entonces se recomienda la fortificación con preparados fortificadores de leche humana 4 – 6. Existen distintas presentaciones en Chile (Enfamil®, Similac®, etc.), debe realizarse en al menos dos tomas diarias por 4 a 6 semanas, y finalizarse cuando el niño pueda amamantarse sin dificultad y presente buen crecimiento semanal en todos los parámetros. Se prepara la primera semana con 2 sobres en 100 ml de leche (concentración 2%), y luego se puede aumentar el aporte a 4 sobres (4 – 5%) 5, 6.

3.-Suplementación

Si el niño está recibiendo lactancia materna exclusiva, la recomendación es suplementar con2, 4 – 6:

  • Hierro: desde los 2 meses de edad corregida, o al doblar el peso de peso de nacimiento y hasta cumplir 12 meses de edad corregida. Dosis: 2 a 4 mg/kg/día de fierro elemental (máximo de 15 mg/día)
  • Zinc: desde los 2 meses de edad corregida y hasta cumplir 12 meses corregida. Dosis: en dosis de 3 mg/día.
4.- Alimentación complementaria:

Entre los 5 y 6 meses de edad corregida se sugiere agregar los alimentos sólidos, con especial cuidado de no incorporar cereales (arroz, fideos) para evitar afectar la absorción de zinc y fierro 2, 6. A esta edad los niños que fueron pequeños para su edad gestacional (PEG) deben haber recuperado su peso de nacimiento, en caso contrario se sugiere mejorar el aporte nutricional y evaluar la presencia de malabsorción, hipotiroidismo, anemia o infección urinaria 2.

CONCLUSIONES


Los prematuros representan la causa más importante de morbimortalidad perinatal en Chile y se recomienda su seguimiento.
Es importante fomentar la lactancia materna exclusiva los 6 primeros meses de edad y suplementar con fierro y zinc desde los 2 meses, luego agregar alimentos sólidos y hacer la evaluación antropométrica según si su PN fue adecuado o no para la edad gestacional.

REFERENCIAS

1. Ministerio de Salud de Chile. Guía clínica “Prevención de parto prematuro”. Santiago: Minsal, 2010.
2. Moore R. Seguimiento de prematuros. En: Pediatría ambulatoria: Un enfoque integral. Santiago: Ediciones Universidad Católica de Chile, 2012: 193 – 202.
3. American Academy of Pediatrics. Follow-up Care of High-Risk Infants. Pediatrics 2004; 114; 1377 – 1398.
4. LaHood A, Bryant C. Outpatient Care of the Premature Infant. Am Fam Physician 2007; 76: 1159 – 1166.
5. Grupo de seguimiento de RN de alto riesgo.  Guía para el seguimiento de los tres primeros años de RN prematuros de muy bajo peso al nacer. Sociedad Iberoamericana de Neonatología, 2010.
6. Ministerio de Salud de Chile. Guía de alimentación del niño menor de 2 años. Santiago: Minsal, 2005.