PSORIASIS INFANTIL
. COMO ENFRENTARSE A ELLA EN LA APS.

Autor: Dra. Valeria Ortiz Vega. Residente Medicina Familiar UC.
Editor: Dra. Pamela Rojas G. Docente Departamento de Medicina  Familiar UC.

Introducción

En el artículo previo revisamos las características generales de la psoriasis en niños: clínica, factores precipitantes, diagnóstico diferencial y como realizar el diagnóstico. En artículo revisaremos y analizaremos críticamente los principales tratamientos aplicables en APS.

MANEJO GENERAL (1,2,3)

Para un manejo óptimo de los niños con psoriasis es fundamental una buena relación médico-paciente-padres y el uso de medidas farmacológicas y no farmacológicas.
Se sugiere indagar de manera activa acerca de los factores familiares, sociales o escolares que gatillan la enfermedad en cada paciente en particular, y de ser posible fomentar su intervención.
El paciente y sus padres deben ser instruidos en relación a evitar los  traumatismos, e investiguen y traten de manera precoz las infecciones subyacentes.

MANEJO ESPECÍFICO (1,2,3)

Existen múltiples tratamientos utilizados para el manejo de los pacientes con psoriasis, entre ellos:

  • Emolientes y queratolíticos.
  • Corticoides.
  • Vitamina D análoga.
  • Tar
  • Tazaroteno
  • Inhibidores de la calcineurina.
  • Antibióticos

En este artículo revisaremos la efectividad de algunos tratamientos disponibles.

¿QUÉ MEDIDAS SON EFECTIVAS PARA MANEJO GENERAL EN NIÑOS CON PSORIASIS?

  • Emolientes, hidratación y queratolíticos(4)

La hidratación, los emolientes y los queratolíticos (por ejemplo, urea o ácido salicílico) son complementos valiosos y de bajo costo para el tratamiento psoriasis.
Mantener la piel psoriática suave y húmeda minimiza los síntomas de prurito y sensibilidad y por ende disminuye el potencial de Koebnerización (aparición de lesiones de psoriasis en las zonas de presión o traumatismo).

Su efectividad en niños no está avalada por estudios randomizados controlados, pero su uso está consensuado entre expertos.

Los hidratantes y emolientes más eficaces son los ungüentos tales como vaselina o cremas espesas, especialmente cuando se aplican inmediatamente después de un baño o ducha hidratante.

Con respecto a los queratolíticos, si no hay inflamación en la piel los expertos recomiendan usar preparados que contengan urea en bajas concentraciones (3 y 5%) en ungüento base, con uso diario en todo el cuerpo.

  • Corticoides y vitamina D

El uso de corticoides y vitamina D es frecuente en niños con psoriasis.

Existe una revisión sistemática de literatura sobre la eficacia de este tratamiento en la psoriasis infantil y su seguridad(5). Esta, incluyó toda la literatura disponible desde 1980 al 2008. La revisión concluye que:

  • Los corticoides tópicos tienen una recomendación tipo C, es decir, los médicos podrían ofrecerlos a pacientes seleccionados en función de circunstancias individuales ya que la recomendación es favorable pero no concluyente.
  • La vitamina D tópica, específicamente el calcipotrieno tiene una recomendación tipo A, es decir, se recomienda ofrecer el medicamento porque existe alta certeza de que el beneficio neto es sustancial. Su uso genera bastante irritación por lo que se debe tener precaución al usarlo.

¿SON EFECTIVOS LOS ANTIBIÓTICOS EN EL MANEJO DE  LA PSORIASIS GUTATTA?

Una revisión Cochrane(6) evaluó el uso de antibióticos en la psoriasis guttata, y concluye:

  • No hay evidencia firme para apoyar el uso de antibióticos en el tratamiento de la psoriasis guttata establecida, o para prevenir el desarrollo de la psoriasis guttata después de una faringitis estreptocócica.
  • No hay buena evidencia que otra intervención (amigddalectomía o uso de antibióticos) sea beneficiosa.

RESUMEN

La psoriasis es una enfermedad crónica que presenta variadas manifestaciones clínicas.
Es clave la educación y el acompañamiento de los pacientes afectados de y sus familias para el manejo de la enfermedad. Al respecto, se sugiere enfatizar la necesidad de proteger y lubricar la piel a diario y aprender a reconocer los factores gatillantes.

Podemos iniciar el manejo de pacientes psoriáticos cuando lo sospechemos o diagnostiquemos, con lubricación diaria, emolientes y uso de queratolíticos.
Conviene su derivación para ampliar el manejo y ofrecerle más alternativas a las familias afectadas.

REFERENCIAS
1.-Valdés M. (2005).  Dermatosis eritematoescamosas. Revista chilena de pediatría v.76 n.4 Santiago.
2.- Feldman S. (2012). Clinical  manifestations,  and  diagnosis  of  psoriasis.  UpToDate.
3.- Feldman S. (2012). Treatment  of psoriasis. UpToDate.
4.- Fluhr J. (2008). Emollients, moisturizers, and keratolytic agents in psoriasis. Clinics in Dermatology 26, 380–386.
5.- de Jager ME. (2010). Efficacy and safety of treatments for childhood psoriasis: A systematic literature review. J Am Acad Dermatol. 62(6):1013-30
6.- Owen CM et al. (2000). Antistreptococcal interventions for guttate and chronic plaque psoriasis. Cochrane Database of Systematic Reviews; (2):CD001976.