Manejo de las sinequias vulvares en atención ambulatoria

Autor: Dra. Francisca Rojas M. Residente Medicina Familiar UC.
Editor: Dra. Pamela Rojas G. Médico Familiar UC:

INTRODUCCIÓN

La sinequia vulvar es una condición adquirida en la cual existe una unión del borde del introito de los labios menores por su borde libre, lo que forma una cicatriz de grosor variable (1). 

Hay que destacar que si una paciente presenta una condición de estas características desde su nacimiento debe descartarse sexo ambiguo, por cuanto las sinequias por definición corresponden a condiciones adquiridas y no congénitas.

La etiología de las sinequias no está clara, pero se ha relacionado con el estado hipoestrogénico fisiológico de la edad prepuberal (2) y con una irritación crónica de la región vulvar. Esta combinación de factores produciría un engrosamiento de los labios menores y reepitelización, formando una membrana avascular entre ellos (3).

Respecto a la epidemiología, se reporta una prevalencia de hasta un 40% (1). Su peak de incidencia se da entre los 13 y 23 meses de vida (1). 

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

La forma de presentación depende principalmente de la extensión de la sinequia (2). Cuando éstas son más extensas puede ocasionar una irritación local, dolor frente a algunos movimientos, y, menos frecuentemente infecciones vaginales o urinarias, o retención urinaria.

TRATAMIENTO

Hasta en un 80% de los casos la sinequia se resolverá espontáneamente sin mediar intervenciones. Así, la literatura plantea que las sinequias deben ser tratadas cuando hay sintomatología o cuando existe preocupación de los padres (3).

A la fecha existen diversas opciones de tratamiento. La evidencia disponible al respecto sugiere:  

  • Vaselina tópica:
    • Es uno de los tratamientos más utilizados, y se aplica de manera tópica sobre la sinequia utilizando un cotonito.
    • No existen estudios que avalen su uso.
  • Estrógenos tópicos (1, 4):
    • El uso tópico de estrógenos responde a que la base fisiopatológica de la sinequia es la ausencia del estímulo estrogénico a nivel local.
    • Una revisión sistemática sin metanálisis concluyó que el tratamiento con estrógenos tópicos es efectivo en la mayoría de las pacientes, y puede ser usado en forma segura en niñas prepuberales con sinequias sintomáticas. Existe controversia, sin embargo, si se justifica tratar a las niñas asintomáticas.

Es necesario recordar que el uso de estrógenos tópicos tiene efectos adversos locales tales como la pigmentación de genitales externos. Si su uso se prolonga los efectos pueden ser sistémicos e incluir pigmentación areolar, aumento de volumen mamario, e incluso pseudopubertad precoz.

  • Corticoides tópicos (5):
    • El uso tópico de corticoides responde a la atrofia que su uso tópico produce al ser utilizado en forma crónica.
    • Un estudio retrospectivo de moderado riesgo de sesgo realizó una revisión de fichas con el objetivo de evaluar la eficacia del uso de betametasona al 0,05% 2 veces al día por 4 a 6 semanas para el tratamiento de sinequia vulvar. El resultado medido fue la resolución completa o parcial de la sinequia, y la necesidad de cirugía.

Los autores concluyeron que la betametasona tópica 0,05% aparentemente es segura y efectiva en el tratamiento de sinequias vulvares de niñas prepuberales, ya sea como primera terapia o luego de usar estrógenos tópicos o cirugía. El n del estudio es bastante pequeño (19 niñas); 14 de ellas ya habían recibido tratamiento previo; y no  tiene grupo control para realizar una comparación, de modo que su validez es bastante   cuestionable.

La opinión de expertos al respecto tampoco es categórica con respecto al tratamiento de las sinequias; algunos sugieren usar vaselina, otros estrógenos tópicos. Si bien existen estas diferencias, hay consenso con respecto a la necesidad de atender la ansiedad de los padres y evitar sobredimensionar esta condición.

Dado que la mayoría de las sinequias se resolverán espontáneamente, una alternativa es seguir clínicamente a estas niñas y tratar sólo a aquellas que presentan sinequias sintomáticas o de gran extensión. La opción de tratamiento deberá escogerse caso a caso.

 RESUMEN

La sinequia vulvar es una condición adquirida en la cual existe unión de los labios menores en diferentes grados. En su etiología destaca la falta de estrogenización de la mucosa.
La mayoría de las sinequias se manifiesta de forma asintomática, y hasta un 80% se resolverán en forma espontánea.
No hay consenso respecto al tratamiento. Este dependerá de la extensión de la sinequia y de si tiene manifestaciones clínicas. 
Entre las opciones existen: estrógenos y corticoides tópicos, uso de vaselina, cirugía, u observar evolución. Se decidirá su uso dependiendo del caso.

REFERENCIAS:

1.- Schneider. Sinequia vulvar. Rev. Chil. Pediatr. V.70 n.3 Santiago mayo 1999
2.- Orejón de Luna. Pediatría basada en la evidencia. Adherencias de los labios menores en niñas prepuberales asintomáticas: tratar o no tratar. Rev Pediatr Aten Primaria 2009;11: 667-675
3.-Schober. Bethametasone cream for the treatment f the prepubertal labial adhesions. J Pediatr Adolesc Gynecol (2006) 19;407-411
4.-Tebruegge M. Is the topical application of oestrogen cream an effective intervention in girls suffering from labial adhesions? Arch Dis Child. doi: 10.1136/adc.2006.110528
5.-Myers J, et al. Betamethasone cream for the treatment of pre-pubertal labial adhesions. J Pediatr Adoles Gynecol (2006) 19:407-411.