Manejo de la vulvovaginitis en niñas prepuberales

Autor: Dra. Francisca Rojas M. Residente Medicina Familiar UC.
Editor: Dra. Pamela Rojas G. Médico Familiar UC.


INTRODUCCIÓN

La vulvovaginitis es una patología frecuente en niñas prepuberales (1).
La etiología más frecuente es la inespecífica, producida por una irritación local secundaria a higiene inadecuada o al uso de contactantes locales (talcos, jabones, etc)  (1).

Dentro de las vulvovagintis de etiología específica infecciosa el microorganismo más frecuentemente aislado  es el Streptococcus B hemolítico grupo A (2).

 
¿ESTUDIAR O TRATAR DE MANERA EMPÍRICA?

Para estudiar a una niña con una vulvovaginitis que se presume infecciosa el estudio de elección es el cultivo de flujo vaginal.

No existe consenso respecto a cuándo tomar un cultivo de flujo vaginal. La recomendación de expertos sugiere realizarlo:

  • cuando hay sospecha de una etiología infecciosa específica
  • cuando hay presencia de banderas rojas (ver artículo anterior)
  • cuando luego de haber tratado a la paciente con medidas generales ella persiste con flujo vaginal.


¿CÓMO SE TOMA UN CULTIVO DE SECRECIÓN VAGINAL?

Para tomar la muestra para un cultivo de flujo vaginal en niñas prepuberales existen dos alternativas:

  • Tomar una muestra desde los labios menores con una tórula humedecida con solución fisiológica (1).
  • Tomar la muestra desde la vagina. Para esto se instila a través de una sonda 1 a 2cc de solución fisiológica y posteriormente se aspira el contenido (2).

Los expertos recomiendan la primera técnica, ya que el rendimiento de ambas es similar, y la tórula es evidentemente menos invasiva para la paciente.

 
TRATAMIENTO

El tratamiento de las vulvovaginitis depende de su etiología.

1.- Vulvovaginitis de etiología inespecífica: existe consenso en que se deben corregir los factores externos que pueden provocar la irritación; esto incluye (3):

    • Ropa interior:
      • Preferir ropa de algodón
      • Lavar con detergentes hipoalergénicos y evitar el uso de suavizantes.
    • Aseo local:
      • Baño tibio diario.
      • No utilizar jabones ni lociones sobre zona genital.
      • Reforzar higiene al ir al baño fomentando el aseo “desde adelante
        hacia atrás”

2.- Vulvovaginitis de etiología específica infecciosa: Se sugiere un manejo basado en el resultado del cultivo de flujo vaginal (4). Así:

    • Cultivos (+) para Streptococo pyogenes: Amoxicilina oral por 10 días (5).
    • Cultivos (+) para Haemophilus influenzae: Amoxicilina-ácido clavulánico.


Consideraciones:

  • Si existe sospecha de oxyuros el tratamiento requiere el uso de Mebendazol 100mg por una vez, y  debe repetirse a las 2 semanas.
  • Respecto al uso de corticoides tópicos en caso de inflamación importante no hay estudios que avalen su uso sistemático y las recomendaciones de los expertos son diversas.


CONCLUSIONES

El manejo de la vulvovaginitis inespecífica se realiza con medidas no farmacológicas que apuntan a corregir medidas de higiene y evitar contactantes.

El tratamiento de la vulvovaginitis específica dependerá del resultado del cultivo de flujo vaginal.

 REFERENCIAS:

1.- Jasper.  Vulvovaginitis in the prepubertal child. Clinical Pediatrics  Emergency Medicine 10:10-13. 2009
2.- Barbosa. Vulvovaginitis bacteriana en la prepúber. REV CHIL OBSTET GINECOL 2005; 70(2): 99-102
3.- Vulvovaginal complaints in the prepubertal child. UpToDate. 2012
4.- Joishy et al. Do we need to treat vulvovaginitis in prepubertal girls? BMJ 2005; 330: 186-8
5.- M. Dei et al. Vulvovaginitis in childhood. Best Practice & Research Obstettrics and Gynaecology 24(2010): 129-137