Rosácea; ¿Qué tratamiento efectivo podemos ofrecer?

Autor: Dr. Camilo Torres Contreras. Residente Medicina Familiar UC.
Editor: Dra. Luz Montero Ossandón. Docente Medicina Familiar UC.


Introducción

La rosácea es una dermatosis inflamatoria crónica que se asienta en el área centrofacial de pacientes de mediana edad. Se caracteriza clínicamente por episodios transitorios de rubor, eritema permanente, telangiectasias, pápulas y pústulas, con ausencia de comedones(1) . Es más frecuente de ver en pacientes con fototipo 1 y 2, y en mujeres. Su prevalencia  se estima alrededor de 14 millones de personas en los EE.UU, y en Europa se han reportado prevalencias  que varían desde 1,5% a 10%.(2). En Chile no existen datos sobre incidencia o prevalencia.

Esta patología se caracteriza por presentar período de remisión, de exacerbación, y por tener desencadenantes. En el año 1999 se realizó un estudio descriptivo en EE.UU donde a 1066 paciente con rosácea le preguntaron por los desencadenantes que más los afectaban, los resultados de esta encuesta se presentan en la tabla 1. (3).

Tabla 1. Factores desencadenantes de Rosácea

Factores

%

Exposición solar

81

Estrés emocional

79

Agua caliente

75

Viento

57

Ejercicio intenso

56

Consumo de Alcohol

52

Climas fríos

46

Aliños

45

Humedad

44

Calefacción

41


Clasificación


A partir del año 2002, la rosácea se clasifica en 4 subtipos dependiendo de la lesión clínica predominante; rosácea eritemato - telangectásica, pápulo - pustular, fimatosa y ocular. Además cada uno de estos subgrupos se dividen a su vez dependiendo del grado de gravedad en leve, moderado y severo(1) .

Tratamiento

Se describe que la rosácea subtipo 1 y 2 puede ser manejada en el ámbito de la APS y medicina familiar y que la 3 y 4 son resorte del especialista(4). Por esta razón revisaremos los tratamientos disponibles para estos tipos de rosácea, y cuya efectividad se sustenta en la evidencia disponible.

El tratamiento de la rosácea incluye medidas generales y terapia farmacológica, la que a su vez se divide en tópica y sistémica. Dentro de las medidas generales encontramos las siguientes indicaciones que sustentan en recomendaciones de expertos:

  • Evitar exposición solar, usar gorro de ala ancha. (5)
  • Limpieza con jabón neutro, usar cremas humectantes no comedogénicas, libres de fragancia y con pH neutro. (6)
  • Uso de protector solar mínimo factor 15. (6)

 

Las opciones de terapia farmacológica tópica son variadas, dentro de las que podemos encontrar: metronidazol, ácido azelaico, sulfacetamida sódica 10% + azufre al 5%, rilmenidina, peróxido de Benzoilo, retinoides, inhibidores de la Calcineurina. De las mencionadas anteriormente revisaremos la evidencia disponible para el metronidazol y el ácico azelaico.

El Metronidazol tópico se puede preparar al 0,75% en gel o crema, o al 1% en crema, de la misma forma existen formulaciones comerciales con la posología indicada anteriormente. Este debe ser indicado que se aplique una vez al día o cada 12 hrs., sobre piel limpia. El tratamiento se debe mantener durante 8 semanas y reevaluar. En una revisión sistemática (7) se realizó un meta análisis de los RCT disponibles la cual mostró un  OR para la evaluación de mejoría por parte del paciente de 5.96 (IC 95%: 2.95; 12.06), p <0.00001, y para la evaluación del tratante un OR de 7.91 (IC 95%: 3.56; 13.81), p < 0.00001. Estas medidas traducen que el metronidazol tópico es una terapia efectiva para el tratamiento de la rosácea. Los efectos adversos reportados fueron prurito, irritación y sequedad. Además el metronidazol tópico puede ser usado como terapia de mantención post uso de antibióticos sistémico.

Otro compuesto tópico usado y con efectividad probada es el ácido azelaico al 15% gel o 20 % crema, su aplicación es cada 12 hrs., por un período de 12 a 14  semanas. Sus medidas de efecto son; evaluación del paciente un OR de 2.45 (IC 95%: 1.82; 3.28), p <0.00001 y para la evaluación del tratante un OR de 2.23 (IC 95%: 1.66; 3.00) P < 0.00001 (7). Los efectos adversos reportados fueron sensación de quemazón, prurito, sequedad.

En cuanto a la terapia farmacológica sistémica los fármacos más ampliamente usados y con efectividad probada son las tetraciclinas. Dentro de este grupo encontramos a la Tetraciclina la cual se usa de 250 a 500 mg c 12 hrs. por 6 a  12 semanas y la Doxiciclina 100 mg c 24 o 12 hrs. por 6 a 12 semanas, la cual se puede mantener con una dosis de 50 mg por períodos prolongados. Dentro de las medidas de efecto para este grupo, tenemos que de manera global la evaluación del tratante para mejoría de las lesiones (7)  dio un OR de 6.06 (IC 95%: 2.96; 12.42), p < 0.00001. Dentro de los efectos adversos descritos están las molestias gastrointestinales, candidiasis, y fotosensibilidad. Estos fármacos están contraindicados en embarazo y lactancia.

A modo de conclusión se presentan a continuación dos propuestas de esquemas terapéuticos para rosácea subtipo 1 y 2 respectivamente.

Figura 1. Esquema Terapéutico Rosácea Eritémato Telangectásica (8).

 

Figura 2. Esquema Terapéutico Rosácea Pápulo - Pustular (8).

 

Conclusiones

El tratamiento de la rosácea incluye medidas generales simples como evitar la fotoexposición y la limpieza con jabón neutro y terapia farmacológica, la que a su vez se divide en tópica y sistémica.
Los expertos recomiendan, en rosácea tipo 1 y 2, iniciar tratamiento farmacológico con Metronidazol gel, con o sin Tetracicilinas dependiendo del tipo. Ambos tratamientos son simples de indicar en APS.


Referencias:


1.- Wilkin et al; Standard classification of rosacea: Report of the National Rosacea Society Expert Committee on the Classification and Staging of Rosacea; J Am Acad Dermatol 2002;46:584-7.
2.- Del Rosso JQ. Update on rosacea pathogenesis and correlation with medical therapeutic agents. Cutis. 2006;78:97-100.
3.- National Rosacea Society. Survey finds that rosacea flare-ups are common but can be controlled [online]. Spring 1999. Rosacea Review. Disponible en: http://www.rosacea.org/rr/1999/spring/article_3.php.
4.- Goldgar et al; Treatment options for rosacea. American Family Physician. Volume 80, Number 5, September 1, 2009.
5.- .- Katz HI, Fraser J. Lifestyle changes to manage sun exposure and other rosacea tripwires. Skin & Aging. 2003;11(10):S12-S16.
6.- Del Rosso JQ. Adjunctive skin care in the management of rosacea: cleansers, moisturizers, and photoprotectants. Cutis. 2005;75(3 suppl):17-21.
7.- Van Zuuren EJ, Graber MA, Hollis S, Chaudhry M, Gupta AK, Gover M. Interventions for rosacea. Cochrane Database Syst Rev. 2005;(3).
8.- Barco et al. Rosácea. Actas Dermosifiliogr. 2008;99:244-56.