Riesgos cardiovasculares de las tiazolidinedionas en DM2

Autor: Dra. Luz Montero. Docente Medicina Familiar UC.

Introducción


Como vimos en un artículo de año 2010 la prevalencia de la Diabetes Mellitus  tipo 2 en Chile de 4,2% (1) y va en aumento. Por otro lado el nivel de compensación (HbA1C < 7%)  de los pacienets es bajo (34,16%) (2) y dentro de nuestra población diabética, a nivel nacional, el 88,5% tiene conocimiento de su diagnóstico, el 74,5% de los diabéticos están en tratamiento y el 19,7% de los diabéticos están compensados (1). Por otra parte, la DM tipo 2, es la décima causa de AVISA por causas específica en el país (3).

Tratamiento

Como tratamiento contamos con la dieta, el ejercicio,los fármacos orales (HGO) tales como las biguanidas, las sulfonilureas, las tiazolinedionas, los inhibidores de la DPP-4 y los secretagogos no sulfonilureas y los fármacos inyectables (insulina).

En el artículo Hipoglicemiantes Orales, ¿Vale la pena un control glicémico estricto? del año 2010, revisamos en extenso los mecanismos de acción de las distintas drogas de uso oral y algunos de sus riesgos y beneficios.

Riesgo cardiovasculare de la rosiglitazona
 
El BMJ publicó recientemente (4) una Revisión Sistemática cuyo objetivo fue  determinar los efectos comparativos de las tiazolidinedionas (rosiglitazona y pioglitazona) en el infarto de miocardio, insuficiencia cardíaca congestiva, y la mortalidad en pacientes con diabetes tipo 2.

El diseño fue una revisión sistemática y meta-análisis de estudios observacionales. Las fuentes de  búsquedas fue en Medline y Embase, en septiembre de 2010.

Se seleccionaron aquellos  estudios observacionales  que compararon directamente el riesgo de eventos cardiovasculares de rosiglitazona y pioglitazona en pacientes con diabetes mellitus tipo 2.

Se encontraron 16 estudios observacionales (cuatro de casos y controles y 12 de cohorte retrospectiva),  con  810 000 usuarios de tiazolidindiona.. En comparación con pioglitazona, el uso de rosiglitazona se asoció con un aumento estadísticamente significativo en las probabilidades de infarto de miocardio (n = 15 estudios, OR 1,16, IC 95% 1,07 a 1,24, p <0,001), insuficiencia cardíaca congestiva  (n = 8; OR1,22, IC 1,14 a 1,31, p <0,001), y la muerte (n = 8, OR1,14, IC 1,09 a 1,20, p <0,001).

Esto no da un  NNH (number needed to harm) de 170 infartos al miocardio en exceso, 649 casos más de  insuficiencia cardíaca y 431 muertes adicionales por cada 100 000 pacientes que reciben rosiglitazona en lugar de pioglitazona.


Conclusión

Esta revisión sistemática encontró que en pacientes con diabetes tipo 2, el uso de rosiglitazona se asocia con una probabilidad significativamente mayor de insuficiencia cardíaca congestiva, infarto al miocardio y muerte en relación con pioglitazona.
Es especialmente importante considerar esta nueva evidencia en aquellos pacientes que se encuentran en tratamiento con esta droga.

Referencias

1. Gobierno de Chile, Ministerio de Salud. Resultados I Encuesta de Salud, Chile 2003. Disponible http://epi.minsal.cl
2. UGI Ancora. Datos  Agosto, año 2010
3. Estudio de carga de enfermedad y carga atribuible 2007. Departamento de Epidemiología, Chile.
4.  Loke, Kwok, Singh. Comparative cardiovascular effects of thiazolidinediones: systematic review and meta-analysis of observational studies. BMJ 2011; 342: d1309