Adulto Mayor frágil ¿Qué importancia tiene este diagnóstico?


Autor: Dra. Javiera Sateler. Residente de Medicina Familiar UC.
Editor: Dra. Luz Montero. Docente Medicina Familiar UC.

Resumen:

La fragilidad es un síndrome asociado al envejecimiento, que se caracteriza por una disminución de la reserva fisiológica. Es importante hacer el diagnóstico ya que predice la ocurrencia de eventos adversos importantes.

Introducción:

El término fragilidad es usado frecuentemente al referirse a personas mayores, pero no existe consenso sobre su definición y hay muchos criterios diagnósticos para medirla. Si hay consenso en que es un estado que precede a la discapacidad por lo podría ser susceptible de ser intervenido para prevenir la discapacidad (1).
Una definición bastante  aceptada es que la fragilidad es un síndrome asociado al envejecimiento, que se caracteriza por una disminución de la reserva fisiológica y mayor vulnerabilidad a eventos adversos (2).

Fisiopatología

Se ha descrito un ciclo de fragilidad, cuyos elementos centrales son un ciclo negativo de malnutrición crónica, sarcopenia, disminución de la fuerza, intolerancia al ejercicio y disminución del gasto energético total. Cualquier elemento externo o interno (enfermedad, depresión, caídas, evento estresante vital, reacción adversa a medicamentos, etc.), puede activar el círculo vicioso o potenciarlo (2-3).

Criterios diagnósticos

Linda Fried, una de las principales investigadoras del tema, definió los criterios diagnósticos más ampliamente aceptados. Realizó un estudio de cohorte con 5317 personas entre 65 y 101 años, seguidos por 4 y 7 años, en quienes definió la fragilidad de acuerdo a la presencia de al menos 3 de 5 criterios (2).

Tabla 1: Criterios diagnósticos fragilidad (Fried 2001)


Pérdida de peso involuntaria (4.5 Kg. a más por año)

Sentimiento de agotamiento general

Debilidad (medida por fuerza de prehensión)

Lenta velocidad al caminar (basados en una distancia de 4.6 m)

Bajo nivel de actividad física (menor de 400 calorías a la semana)

Existen muchos otros criterios diagnósticos que consideran aspectos tan distintos como:  deterioro cognitivo, síntomas depresivos, déficit visual y auditivo, incontinencia, alteraciones nutricionales, dificultad para realizar las actividades básicas de la vida diaria o las actividades instrumentales de la vida diaria (ABVD y AIVD), trastornos del sueño, DM,  HTA, etc. (1)

Impacto en la Salud

En el estudio de Fried (2) además se estudió el impacto en salud que tenía este diagnóstico, observándose que los AM frágiles tenían más mortalidad, se hospitalizaban más y desarrollaban más discapacidad. Otro estudio de cohorte (Women´s Health Iniciative) donde se siguió a 40.657 mujeres entre 65 y 79 años por 5,9 años, usando los criterios diagnósticos de Fried, mostró resultados similares y se agregó que las pacientes frágiles tenían más fracturas de cadera (tabla 2) (4).

Tabla 2: Riesgos Asociados a la Fragilidad

 

Fried 2001
HR (IC 95%)

WHI 2005
HR (IC 95%)

Mortalidad

        1.63 (1.27-2.08)

1,7 IC1,4-1,9

Hospitalización

1.27 (1.11-1.46)

1,9 IC 1,7-2,2

Discapacidad

1.79 (1.47-2.17)

3,2 IC 2,4-4,0

Fractura de cadera

 

1,6 IC 1,1-2,2

Otro estudio de cohorte evaluó si cada criterio de fragilidad por separado era capaz de predecir el desarrollo de eventos adversos. En este estudio se siguió por 8 años a 754 adultos mayores de 70 años sin discapacidad. Al ajustar los resultados por edad, sexo, raza, educación, condiciones crónicas y 6 criterios de fragilidad se vio que 4 de los 7 criterios estudiados son capaces de predecir el desarrollo de eventos adversos (tabla 3) (5).
Tabla 3: Riesgos asociados a cada criterio del diagnóstico de fragilidad

 

Mortalidad
HR (IC 95%)

Discapacidad
HR (IC 95%)

Larga estadía en casa de reposo                HR (IC 95%)

Caídas
HR (IC 95%)

Marcha lenta

1.7 (1.2-2.3)

3.0 (2.3-3.8)

3.9 (2.2-6.7)

2.2 (1.3-3.6)

Baja actividad física

2.2 (1.6–3.1)

2.1 (1.7–2.6)

2.1 (1.3–3.3)

1.2 (0.8–1.9)

Pérdida de peso

1.4 (1.1–1.8)

1.7 (1.4–2.1)

1.7 (1.2–2.4)

1.3 (0.8–2.1)

Alteraciones cognitivas

1.5 (1.1-2.1)

1.8 (1.4-2.4)

2.6 (1.8-4.0)

0.9 (0.6-1.5)

Conclusiones

La fragilidad es un estado que precede a la discapacidad y es importante detectarlo en nuestros pacientes ya que predice la ocurrencia de eventos adversos como caídas, fracturas de cadera, hospitalizaciones, discapacidad y muerte. Al identificar este grupo de riesgo podríamos intervenirlo para disminuir la probabilidad que desarrollen estas complicaciones.


Referencias

1.- Abellan G.The I.A.N.A Task Force on Frailty assessment of older people in clinical practice. The Journal of Nutrition, Health & Aging© Volume 12, Number 1, 2008.
2.- Fried LP. . Frailty in older adults: Evidence for phenotype. J Gerontol 2001;56A(3):146-56.
3.-Manual de Geriatría y Gerontología UC. Fragilidad: Un síndrome geriátrico en evolución. Dra. Marcela Carrasco G. http://escuela.med.puc.cl/deptos/programageriatria/Fragilidad.html
4.- Fugate N. et al. Frailty: Emergence and Consequences in Women Aged 65 and Older in the Women’s Health Initiative Observational Study. JAGS, 2005; 53:1321–1330.
5.- Rothman MD. et al. Prognosis significance of potential frailty criteria. JAGS 2008;56:2211-2216.