Familias Ensambladas I: Los tuyos, los míos y los nuestros


Autores:
Autor: Dr. Ricardo Mercado Gore. Residente Medicina Familiar Mención Niño, UC
Editor: Dra. Javiera Martínez. Docente Medicina Familiar UC

Introducción:

Existen múltiples definiciones de familia, con diferentes conceptos según de donde provengan; por ejemplo:

1 Antropológicamente se define como la totalidad de las personas unidas por lazos de alianza, descendencia y consanguinidad (1).
2 OMS: “Institución social fundamental que une a personas vinculadas por nacimiento o por elección en un hogar y una unidad doméstica”(2).
3 Según el Catecismo de la Iglesia Católica, la familia es la “célula original de la vida social”, es la sociedad natural en que el hombre y la mujer son llamados al don de sí en el amor y al don de la vida.
En general podríamos decir de las familias que son un tipo de organización humana universal que se manifiesta de muy diversas maneras o funciones, influenciada por la época y latitud geográfica. Entonces es importante reconocerla como un “constructo social” que tiene una gran variedad de definiciones y conceptos implicados que hay que reconocer y respetar.

El concepto de familia presente en el inconciente colectivo es el de la familia nuclear, (papá, mamá e hijos). Se podría decir que esta estructura familiar hegemónica está en “crisis”, ya que en el transcurso del tiempo a presentado una importante disminución. Conceptos como la sexualidad, la procreación y la convivencia ya no son suficientes para definir una familia(1).


Epidemiología de la familia:

Estadísticas internacionales muestran que los niños que viven con ambos padres biológicos en USA a disminuido de 90% en 1970 a 69% en 1994 (3). Cada año el 50% de los matrimonios son “rematrimonios” o matrimonios en personas con un matrimonio previo, de los cuales un 65% tienen hijos de relaciones previas (3). En el Reino Unido, en 1998 el 20% de los niños se encontraban viviendo en familias monoparentales y se estima que 1 de cada 8 niños <16 años vivirá en una familia ensamblada (4). En Chile , según datos del último Censo del año 2002, el tipo más frecuente de hogar sigue siendo el nuclear con 57%, sin embargo, los hogares extendidos alcanzan al 21,9 por ciento. La tasa de nupcialidad x 100.000 habitantes disminuyó de 7,7 en 1980 a 3,6 n el año 2003, y la tasa de nulidades aumento de 35,7 en 1980 a 127,1 por 2003.



Si bien estos datos no consideran a las familias ensambladas o reconstituidas, permiten hacer estimaciones de cuales han sido los cambios en la estructura familiar , e indirectamente mostrarían un aumento de las familias ensambladas.
La disminución de los matrimonios y el aumento de las separaciones no es indicio de que la familia esté desapareciendo. Las relaciones conyugales subsisten, pero cada vez más sobre la base de uniones menos formales, más flexibles y menos estables (5).

Paralelamente a la familia nuclear tradicional, comienzan a tomar relevancia numérica y social las familias binucleares, que pueden ser las siguientes:
1 Madres solas y padres que visitan sus hijos (o viceversa)
2 Padres que comparten la tenencia de sus hijos.
3 Hogares monoparentales, en los que se encuentra un solo progenitor a cargo.
4 Familias ensambladas, formadas de un nuevo matrimonio de uno de los progenitores.
Características de las familias ensambladas

Muchas no se consideran “familias verdaderas” y no cuentan con la misma validación social, lo que genera emociones y situaciones impensables en una familia nuclear. Esto hace que estas familias y sus miembros pueden sentirse de una calidad inferior.
Estas se definen como: “Dos adultos que forman una nueva familia en la cual, al menos uno de ellos, trae un hijo fruto de una relación anterior.” Pueden estar precedidas de una separación, divorcio o viudez y característica esencial es la existencia de hijos previa a la constitución de la pareja. Estas familias tienen estructura y dinámica propias que veremos más adelante.

Krahenbuhl (1989) (1) las clasificó según tienen madrastra, padrastro, madrastra y padrastro (también llamadas familias ensambladas complejas), o si tienen hijos en común.

Ya en 1993 Visher y Visher (1)definieron algunas diferencias de la familia ensamblada con la familia nuclear:
– Los vínculos padre-hijo preceden a la formación de la pareja
– Adultos y niños se unen en diferentes momentos evolutivos
– Se configuran sobre la base de pérdidas y cambios
– Los distintos miembros tienen modelos diferentes en relación a la familia
– Existe un padre/madre biológico fuera del hogar o en el recuerdo
– En muchos casos existen hijos que tienen dos hogares
– Si se intenta una familia nuclear clásica los hijos rechazan que el padrastro/madrastra suplante al padre/madre
Estudios sociales hechos en hijos de padres separados que forman una familia ensamblada muestran que pueden presentar hasta el doble de riesgo de problemas de adaptación, siendo el nivel social y emocional es el más significativamente afectado (13-17% v/s 10%). Los niveles de problemas de conducta y de aprendizaje son mayores en separaciones tardías. Estos problemas si bien tienen diferencias significativas, son pequeñas, y la gran diferencia se presenta dentro de cada grupo con una gran variación individual entre las familias ensambladas. Hay que destacar que estos cambios pueden notarse antes de la separación de los padres en su familia original (4).

Estudios posteriores demuestran que las familias que logran la integración de sus miembros y alcanzan la estabilidad, lo hacen mediante pautas de convivencia propias y diferentes a las de la familia nuclear (1).


Resumen
No existe una definición única de familia y debemos reconocerla como un constructo social que involucra distintos factores. Podemos decir que la estructura familiar tradicional a cambiado en el transcurso del tiempo, dando paso a nuevas estructuras con patrones propios de comportamiento, y que la familia ensamblada pareciera hacerse cada vez más frecuente.
Hay que destacar entonces que diferente no significa deficiente, por lo tanto, las familias ensambladas no deberían esforzarse en imitar a la familia nuclear, sino en proveer amor, cuidados, alimento, educación a sus miembros, como lo hacen las todas familias más allá de cuál sea su estructura.
En el próximo artículo veremos cuales son los riesgos que podría presentar una familia ensamblada, y que recomendaciones podemos dar para que logren un funcionamiento comparable a cualquier familia nuclear.


REFERENCIAS
(1)“Familias Ensambladas. Mitos y realidades de los tuyos, los míos y los nuestros”. Dra Dora Davison Ed. Vergara. Buenos Aires. Argentina. 2003
(2) OMS, 132.a SESIÓN DEL COMITÉ EJECUTIVO, La Familia y la Salud, Washington, D.C., EUA, 23-27 de junio de 2003
(3) Marcia L. Michaels. “Stepfamily enrichment program: a preventive intervention for remarried couples”. Iowa State University
(4) Judy Dunn. The adjustment of childrens in Stepfamilies: Lesson from comunity Studies. Institute of Psychiatry. London. UK.
(5) “Familia trabajo y género: un mundo de nuevas relaciones”. Catalina Wainerrman. Editorial Lumiere. idem
(6) James Bray, PhD “Cómo hacer que las familias reconstituidas funcionen”. Centro de apoyo de la Asociación Americana de Psicología. www.centrodeapoyoapa.org