Dermatoscopio en APS: ¿Una herramienta útil en el diagnóstico de cáncer?


Autores:
Autor: Dra. Javiera Sateler. Residente Medicina Familiar PUC.
Editor: Dra. Luz Montero. Docente Departamento Medicina Familiar PUC

Introducción

El cáncer de piel es el cáncer más común en los humanos, representa un tercio de los diagnosticos de cáncer al año en Estados Unidos (1). El riesgo personal de tener melanoma ha aumentado de 1 cada 1500 personas a 1 de cada 75 desde comienzos del siglo XX hasta hoy día, en Estados Unidos(2). En Chile también ha aumentado su incidencia en un 105% entre 1992 y 1998 (3).
El melanoma representa sólo el 4% del cáncer de piel pero explica el 75% de la mortalidad por esta causa. El pronóstico depende de la etapa al diagnóstico, por lo que es importante un diagnóstico precoz (4). Para esto existen herramientas clínicas como el ABCDE y el dermatoscopio que es ampliamente usado en atención secundaria. En este articulo revisaremos la utilidad del dermatoscopio como herramienta en el diagnóstico diferencial de las lesiones pigmentarias.


Dermatoscopio como herramienta diagnóstica

El dermatoscopio es un microscopio manual de superficie (aumento de 10x) que permite la visualización de estructuras pigmentadas de la epidermis y de la unión dermoepidérmica. Es ampliamente usado por los dermatólogos para el diagnóstico diferencial de las lesiones pigmentarias.
Una revisión sistemática que incluyó 8 estudios (2193 lesiones) muestra que el desempeño diagnóstico de dermatólogos mejora al comparar el dermatoscopio con el examen clínico, siendo la biopsia el Gold Standard en todos los trabajos (Tabla 1) (5).


Tabla 1: Desempeño diagnóstico dermatólogos usando examen clínico vs dermatoscopio



Otro estudio (RCT) muestra que el uso del dermatoscopio por dermatólogos disminuye significativamente el número de biopsias pedidas al compararlo con el examen clínico (OR: 0.51, IC 95%: 0.30-0.88) (6).

Es decir, en atención secundaria el uso del dermatoscopio por dermatólogos aumenta su desempeño diagnóstico y disminuye el número de biopsias pedidas.

El 2006 se realizo un estudio en España e Italia donde se entreno a 73 médicos de atención primaria en el uso del dermatoscopio durante un día. Este entrenamiento consistía en 2 horas de entrenamiento en el ABCDE clínico y 2 horas de entrenamiento en el uso del dermatoscopio. Luego fueron randomizados a usar examen clínico (37 médicos y 1325 pacientes) o dermatoscopio (36 médicos y 1197 pacientes). Como outcome se les pedía que catalogaran las lesiones pigmentarias como benignas o sospechosas. Todos los pacientes que ellos evaluaron en sus consultas fueron derivados a nivel secundario donde eran evaluados por al menos 2 dermatólogos expertos (el examen por expertos se considero como el Gold Standard). Luego se pidió biopsia a las lesiones que fueron consideradas como sospechosas por los dermatólogos (ver figura 1).

Figura 1: Diseño del studio: “Dermoscopy improves accuracy of primary care physicians to triage lesions suggestive of skin cancer” (7).



Los resultados mostraron un aumento significativo de la sensibilidad y del valor predictivo negativo (VPN) (Tabla 2). El aumento en la sensibilidad sin disminuir la especificidad significa que hay una derivación más certera a nivel secundario sin aumentar el número innecesario de consultas. Y el aumento del VPN significa que los pacientes con lesiones sospechosas tienen menos probabilidad de no ser derivados oportunamente.




Conclusiones:

El cáncer de piel es el cáncer más común en humanos y su incidencia ha ido en aumento. Clínicamente existen formas de reconocer lesiones sospechosas (ABCDE), pero el uso del dermatoscopio en atención primaria puede ayudarnos a ser más eficientes en la derivación de los pacientes con lesiones sospechosas a nivel secundario.


REFERENCIAS
(1) Jerant AF, Johnson JT, Sheridan CD, Caffrey TJ. Early detection and treatment of skin cancer. Am Fam Physician. 2000 Jul 15;62(2):357-68, 375-6, 381-2.
(2) Rigel DS, Friedman RJ, Kopf AW The incidence of malignant melanoma in the United States: issues as we approach the 21st century. J Am Acad Dermatol 1996; 34:839-47.
(3) Molgo M. Editorial Científico. Epidemiología de melanoma. Rev Chilena Dermatol 2000; 16 (4): 250-1.
(4) Erika L. Rager, M.D., M.P.H., Edwards P. Bridgeford, M.D., Cutaneous Melanoma: Update on Prevention, Screening, Diagnosis, and Treatment. American Family Physician 2005; 72 (2) 269-276.
(5) Bafounta ML, Beauchet A, Aegerter P, Saiag P. Is dermoscopy (epiluminescence microscopy) useful for the diagnosis of melanoma? Results of a meta-analysis using techniques adapted to the evaluation of diagnostic tests. Arch Dermatol. 2001 Oct;137(10):1343-50.
(6) Paolo Carli, MD,a Vincenzo de Giorgi, MD,a Alessandra Chiarugi et al. Addition of dermoscopy to conventional naked eye examination in melanoma screening: A randomized study. J Am Acad Dermatol. 2004 May, 50: 683-689
(7) Argenziano G, Puig S, Zalaudek I et al. Dermoscopy improves accuracy of primary care physicians to triage lesions suggestive of skin cancer. J Clin Oncol. 2006 Apr 20;24(12):1877-82.