LARINGITIS OBSTRUCTIVAS INFANTILES; ¿SON EFECTIVOS LOS CORTICOIDES?


Autores:
Autora: Dra. Pamela Rojas Departamento de Medicina Familiar PUC
Editora: Dra Verónica Valdés Departamento de Medicina Familiar PUC

INTRODUCCIÓN
La laringitis obstructiva es una causa común de obstrucción de la vía aérea superior infantil. La edad más frecuente de presentación es entre 1 y 5 años (1).
La clínica característica de estos cuadros incluye disfonía, tos “perruna” y estridor inspiratorio. Estos se presentan como consecuencia de un edema traqueal y laríngeo secundario a una infección viral (2).
Tanto en Chile como en el mundo el virus que se asocia con mayor frecuencia a estos casos es el Parainfluenza A (2, 3).

La laringitis obstructiva es una enfermedad autolimitada y habitualmente de curso leve. Al respecto, cifras norteamericanas dan cuenta que un 60% de los niños que consultan por laringitis presentan cuadros leves y que por tanto sólo van a requerir una evaluación (4). De este grupo, sin embargo, un 15% va a requerir cuidados médicos adicionales (5). Un 5% de los niños que consultan por laringitis obstructiva necesitará hospitalización (6).


EFECTIVIDAD DE LOS CORTICOIDES
Una revisión sistemática (RS) evalúa la efectividad del uso de corticoides en el tratamiento de la laringitis aguda. Esta RS (7) incluye 31 estudios con un N total de 3736 pacientes.
Al comparar el grupo tratado con corticoides versus el grupo que recibe placebo se observa:

  • Mejoría en la escala de Westley (severidad de la laringitis):
    •a las 6 horas de iniciado el tratamiento: diferencias estadísticamente significativas a favor del uso de corticoides (diferencia ponderal promedio –1,2; IC 95% -1,6 a –0,8).
    • a las 12 horas de iniciado el tratamiento: diferencias estadísticamente significativas a favor del uso de corticoides (diferencia ponderal promedio –1,9; IC 95% -2,4 a –1,3).
    • a las 24 horas de iniciado el tratamiento: SIN diferencias estadísticamente significativas entre ambos grupos (diferencia ponderal promedio –1,3; IC 95% -2,7 a –0,2).
  • Reducción en las reconsultas médicas y/o readmisiones de los pacientes: diferencias estadísticamente significativas a favor del uso de corticoides (Riesgo relativo: 0,5; IC 95% 0.36 a 0.70).
  • Uso de adrenalina: diferencia estadísticamente significativa a favor del uso de corticoides (Diferencia de Riesgo: 10%; IC 95% 1 a 20).
La RS presentada incluye niños con laringitis obstructivas leves y moderadas.
Los resultados publicados indican que el efecto de Dexametasona oral sería superior a la intramuscular.

Otra publicación reciente (8) da cuenta de 2 estudios randomizados controlados (ERC) que estudiaron el mismo fenómeno y presentan resultados similares.
El primer ERC (9) comparó el efecto de una dosis oral única de Dexametasona (0,15 mg/ k/ dosis) versus placebo en 100 niños de 4 a 10 años con laringitis leve. El estudio mostró que la proporción de niños que requirió nuevas evaluaciones por laringitis obstructiva en los siguientes 7 a 10 días: 0% en el grupo tratado con Dexametasona versus 16% con placebo.
El número necesario para tratar (NNT) de este estudio es 6 (IC 95% 4 a 17), o sea, debo tratar a 6 niños para que 1 de ellos no requiera una nueva evaluación médica.
El segundo ERC (10) comparó el efecto de una dosis oral única de Dexametasona (0,6 mg/ k/ dosis) en 720 niños con laringitis leve versus placebo. Los resultados dan cuenta de una mayor reducción en la necesidad de nuevos controles médicos por laringitis en el grupo tratado (7,3%) versus el grupo que recibió placebo (15,3%). OR: 0.41, IC 95%: 0.26 a 0.71.
El NNT de este estudio es 13 (IC 95%: 8 a 30), o sea, debo tratar a 13 niños para que 1 de ellos no requiera una nueva evaluación médica.


RESUMEN
La laringitis aguda es una patología autolimitada que puede llegar a requerir más de una visita al médico o al servicio de urgencia y que incluso puede necesitar hospitalización.
El uso de Dexametasona oral en dosis única disminuye la severidad de los cuadros y con esto el riesgo de reconsultas médicas y admisiones en servicios de urgencia.
La evidencia actual muestra que el efecto descrito se observa tanto en niños con cuadros leves como en aquellos moderados.

REFERENCIAS
1. MINSAL. Guía Clínica de Infección Respiratoria Aguda Baja de manejo ambulatorio en el menor de 5 años. 2005
2. Henrickson KJ, Kuhn SM, Savatski LL. Epidemiology and cost of infection with human parainfluenza virus types 1 and 2 in young children. Clinical Infectious Diseases 1994;18:770-9.
3. Vigilancia epidemiological Virus respiratorios UC.
4. Johnson D, Williamson J. Croup: duration of symptoms and impact on family functioning. Pediatr Res 2001;49:83A-83A. abstract.
5. Johnson D, Williamson J. Health care utilization by children with croup in Alberta. Pediatr Res 2003;53:110-110. abstract.
6. Osmond M. Croup. Clin Evid 2002;8:319-328.
7. Russell K, Wiebe N, Saenz A, Ausejo Segura, D Johnson, L Hartling, TP Klassen. Glucocorticoids for croup. Cochrane Database of Systematic Reviews 2007 Issue 3
8. Johnson D. Mild Croup. Clin Evid Jul 2007
9. Geelhoed GC, Turner J, Macdonald WB. Efficacy of a small single dose of oral dexamethasone for outpatient croup: a double blind placebo controlled clinical trial. BMJ 1996;313:140–142
10. Bjornson CL, Klassen TP, Williamson J, et al; Pediatric Emergency Research Canada Network. A randomized trial of a single dose of oral dexamethasone for mild croup. N Engl J Med 2004;351:1306–1313.