Lactancia materna y extensión del postnatal: ¿Costo o ahorro?


Autores:
Autora: M Pilar Pérez Carmona, Residente medicina Familiar PUC
Editora: Dra. Verónica Valdés, Departamento de Medicina Familiar PUC



La leche humana es el más adecuado para el recién nacido y el lactante, ya que se adapta a los requerimientos nutricionales e inmunológicos que éste necesita y a su vez contribuye al desarrollo físico, intelectual y psicosocial. (1) Presenta múltiples beneficios, tanto para la madre, como para el niño y para la sociedad(2). (Tablas 1, 2 y 3)

Existe evidencia sólida (3) que señala que la lactancia materna disminuye la incidencia de enfermedades infectocontagiosas, como los episodios de diarreas, otitis, IRA, al igual que de enterocolitis necrotizante. A su vez, ayuda a la madre en su recuperación en el postparto, el espaciamiento de los hijos y reduce el riesgo del cáncer de mamas premenopáusico.

Existe en la literatura evidencia de menor calidad que asocia a la lactancia materna con disminución del asma bronquial, algunas leucemias, infección urinaria, enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedad celíaca, obesidad y muerte súbita. Además de aumentar hasta en 7 puntos en los test de CI a largo plazo, entre quienes fueron amamantados, comparados con sus pares que fueron alimentados con lactancia artificial. En la madre que amamanta, disminuiría el cáncer de mama post-menopásico, el cáncer de ovario y la artritis reumatoidea. (3)

Además se señalan posibles asociaciones de reducción del riesgo de (3) diabetes mellitus, bacteremias, meningitis, mal oclusión dental y en el largo plazo de enfermedad isquémica, ateroesclerosis, síndrome metabólico entre quienes fueron amamantados, y en las madres que amamantaron, menor depresión, osteoporosis, cáncer de endometrio y recuperación más rápida del peso pre-embarazo.

Paralelamente la lactancia materna está involucrada en mejorar el vínculo madre e hijo, favoreciendo así el apego y disminuyendo el riesgo de maltrato. Para la sociedad el favorecer la lactancia materna presenta un gran impacto a nivel ecológico y económico. (2) ¿Cuánto es el tiempo mínimo de lactancia materna exclusiva cómo para obtener estos beneficios? Una revisión Cochrane del 2002 (4) señala que el riesgo de abandonar la LME a los 4 meses supera ampliamente a los beneficios de mantenerla por 6 meses. Basándose en estas investigaciones, la OMS/UNICEF, OPS y la SOCHIPE recomiendan LME por 6 meses.

Por otra parte, surge la duda ¿hasta cuándo?, La OMS, UNICEF recomiendan LM hasta avanzado el segundo año, y que el mejor momento para el destete depende de la díada madre hijo, y del momento en que ambos estén preparados para ello(5,6).

En resumen: La lactancia favorece en el niño su crecimiento y desarrollo, tanto durante la infancia como a lo largo de la vida. Además tiene beneficios significativos para la salud de la madre y la relación con su hijo. El invertir en apoyarla beneficia a toda la sociedad. En el próximo artículo revisaremos aspectos económicos sobre este tema.








REFERENCIAS
(1) Shellhorn C, Valdés V. Manual de Lactancia para Profesionales de la Salud. Comisión de Lactancia MINSAL, UNICEF. Ministerio de Salud, UNICEF, Chile 1995, www.unicef.cl
(2) Breastfeeding and the use of Human Milk. Section of breastfeeding. Pediatrics; 2005, 115: 496-506
(3) Allen y Hector. Benefits of breastfeeding. NSW Public Health Bull 2005; 16(3-4) 42-46.
(4) Kramer MS, Kakuma R. Optimal duration of exclusive breastfeeding. Cochrane Database of Systematic Reviews 2002, Issue 1. Art. No.: CD003517
(5) Piovanetti Y, Breastfeeding Beyond 12 months: A Historical Perspective. Breastfeeding 2001, part 1: the evidence for breastfeeding. The Pediatric Clinics of North America. Vol 48, N°1.
(6) www.unicef.cl