CRITERIOS PARA EL DIAGNOSTICO DE ASMA


Autores:
Autor : Dra. Javiera Leniz Residente Medicina Familiar PUC
Editor: Dra. Solange Rivera Docente Medicina Familiar PUC



INTRODUCCIÓN

El asma es una enfermedad inflamatoria crónica de la vía aérea, que genera disminución en la calidad de vida y mortalidad. Su prevalencia en el mundo ha ido en aumento los últimos años.
Según la Encuesta Nacional de Salud 2003 (1), la prevalencia de síntomas sugerentes de asma como despertar con una crisis de disnea, es de un 12%, siendo mayor en mujeres que en hombres.
Según el reporte internacional del "Global Initiative for Asthma" (2), Chile tiene una prevalencia de asma clínica de un 5,1%, y Estados Unidos > 10%. La letalidad del asma en Chile es de un 3,5 x 100.000 asmáticos, siendo una de las tasas más bajas en el mundo.
El asma en Chile ocupa el sexto lugar como enfermedad con mayor número de años perdidos por discapacidad (3), lo que habla de que el asma produce un importante deterioro en la calidad de vida de las personas.

¿Cómo hacemos el diagnóstico de asma?

El diagnóstico de asma es principalmente clínico, e involucra factores genéticos predisponentes, síntomas clínicos y mediciones objetivas de la función pulmonar (4). Los criterios diagnósticos sugeridos por las guías clínicas internacionales se muestran en la tabla Nº 1 (4,5). En la tabla Nº 2 se exponen los diagnósticos diferenciales que deben descartarse para los adultos.

Asma y síntomas

Un estudio(6), en que se les realizó un cuestionario a pacientes asmáticos y otros sanos, mostró que los síntomas que más se asociaban al diagnóstico de asma fueron el haber tenido alguna vez un ataque de dificultad para respirar en reposo, con un LR (+) de 6,1 y un LR (-) de 0,27; y el haber despertado alguna vez con una crisis de sibilancias, con un LR (+) de 2,7 y un LR (-) de 0,49.

Asma y Test diagnósticos

En el mismo estudio anterior (6), el test diagnóstico más sensible para el diagnóstico de asma fue el test de metacolina, con una sensibilidad de 96%, una especificidad de 78%, un LR (+) de 4,5, y un LR (-) de 0,04; y los mas específicos: la variabilidad diaria en el PEF, con una sensibilidad de 61%, una especificidad de 81%, un LR (+) de 3,6, y un LR (-) de 0,4; y la reversibilidad del VEF1 post broncodilatador en la espirometría, con una sensibilidad de 31%, una especificidad de 95%, un LR (+) de 6,3, y un LR (-) de 0,72.
En otro estudio realizado en EEUU de similares características (7), el test de metacolina resultó ser el mas sensible y específico para el diagnóstico de asma, con un LR (+) de 9,1, y un LR (-) de 0,1.

Estos hallazgos deben ser interpretados con cautela, ya que en ambos estudios la definición de paciente asmático se realizó a partir de un conjunto entre los síntomas y la presencia de hiper-reactividad bronquial definida o por un test de metacolina +, o por una espirometría con reversibilidad post broncodilatador, por lo que el test evaluado era parte también del gold standard y podría sobre estimar el rendimiento de estos test diagnósticos.

Conclusiones

Es difícil interpretar los estudios con respecto a diagnóstico de asma, porque los test diagnósticos y los síntomas están incluidos en el gold standard. Sin embargo, podemos decir que existen algunos síntomas que son más sensibles para el diagnóstico de asma como el haber tenido alguna vez un ataque de dificultad para respirar en reposo, y el haber despertado alguna vez con un ataque de sibilancias.
Podríamos concluir también, que el test de metacolina (+) sería uno de los test más sensibles para detectar asma, y que este mismo examen (-) descartaría con bastante probabilidad el diagnóstico de asma.

Tabla Nº 1: Criterios diagnósticos de asma




Tabla Nº 2: Diagnósticos diferenciales del asma en adultos




REFERENCIAS

1 Resultados I Encuesta de Salud, Chile 2003. Gobierno de Chile, Ministerio de Salud.
2 Masoli M, Fabian D, Holt SH, Beasley R. Global Burden of Asthma Report. Medical Research Institute of New Zealand. University of Southamplton, United Kingdom.
3 Concha M, Aguilera X, Salas J. Estudio Carga de Enfermedad en Chile. Ministerios de Salud, Republica de Chile. Marzo 1996.
4 Mintz M. Asthma Update: Part I. Diagnosis, Monitoring, and Prevention of Disease Progression. Am Fam Physician 2004;70:893-8.
5 National Asthma Education and Prevention Program. Guidelines for the diagnosis and management of asthma: expert panel report 2. Bethesda, Md.: U.S.
Department of Health and Human Services, Public Health Service, National Institutes of Health, National Heart, Lung, and Blood Institute, 1997; NIH publication no. 97-4051.
6 Yurdakul A, Dursun B, Canbakan S, Cakaloglu A, Capan N. The Assessment of Validity of Different Asthma Diagnóstic Tools in Adults. Journal of Asthma.2005, 42: 843-846.
7 J. Wardlaw and Ian D. Pavord Cameron J. Hunter, Christopher E. Brightling, Gerrit Woltmann, Andrew. A Comparison of the Validity of Different Diagnostic Tests in Adults With Asthma. Chest 2002;121;1051-1057