CHUPETE: ¿ES EFECTIVAMENTE TAN PERJUDICIAL?


Autor:
Autor: Dra. Marcela Flores R., Residente Medicina Familiar PUC
Editor: Dra. Pamela Rojas G., Médico Familiar PUC



INTRODUCCIÓN

El chupete se ha usado desde tiempos inmemoriales; los hallazgos más antiguos datan del año 1000 A.C en tumbas de Chipre, donde se han encontrado chupetes elaborados con arcilla.
Así como su uso es antiguo, también lo es la controversia sobre si significa algún riesgo para la salud de los lactantes. Por años se ha asociado el uso del chupete a problemas de maloclusión dental y a destete precoz. De hecho, "evitar el uso de chupete" constituye el noveno paso de la de declaración de la OMS/ UNICEF en la iniciativa del Hospital Amigo del Niño y de la Madre por su impacto sobre el inicio de la lactancia.1

Pese a la discusión mencionada, muchos profesionales dudan si el uso del chupete es efectivamente perjudicial en los lactantes y bajo que condiciones (frecuencia de uso, edad del niño, etc.). El siguiente artículo abordará este tema, revisando la evidencia disponible al respecto.


CHUPETE Y LACTANCIA.

Grupos de expertos en lactancia advierten que el uso del chupete contribuiría a que los lactantes lo prefieran o bien utilicen un tipo de succión que interfiere con la lactancia; especialmente si se introduce antes que ésta haya sido bien establecida, antes de las primeras 4 semanas.2 Estudios observacionales reportan una fuerte asociación entre uso de chupete y destete precoz, pero son incapaces de determinar si esta asociación es causal.1

Un estudio randomizado controlado (ERC) comparó dos grupos madre-hijo, con edades de los lactantes entre 0 y 3 meses. Ambos grupos fueron expuestos a consejería para promover la lactancia materna y a distintas alternativas para calmar al bebé. Al grupo experimental se le recomendó dirigidamente no utilizar el chupete.
Al comparar ambos grupos se observó:

- Uso del chupete:
Hubo diferencias significativas en la evitación del chupete (38,6% en el grupo que se restringió su uso versus 16% el grupo control).

- Destete antes de los 3 meses postparto:
Pese a las diferencias observadas en el uso del chupete, NO se observaron diferencias significativas en el destete precoz al comparar ambos grupos (18,9% en el grupo que se restringió su uso versus 18,3% en el grupo control).1
Cuando la randomización fue ignorada, sin embargo, sí se obtuvo una asociación entre la utilización del chupete y el destete antes de los 3 meses postparto (25% de destete precoz en el grupo que utilizó chupete versus 12,9% en el grupo que no lo usó, RR 1,9 IC 95% 1,1 a 3,3). Lo anterior podría indicar que el chupete, aunque NO sería una causa real de destete precoz, podría ser un marcador de dificultad en la lactancia o bien de una menor motivación hacia ésta. 1
Otro ERC evaluó el efecto del uso del chupete sobre la duración de la lactancia materna. El estudio encontró que la lactancia materna exclusiva a las 4 semanas era menos probable en el grupo de recién nacidos expuestos precozmente al uso del chupete (2 a 5 días de vida) versus el grupo que se exponía más tarde (después de las 4 semanas) (OR 1,5; IC 95%:1,0 a 2,0) 3


CHUPETE Y SÍNDROME DE MUERTE SÚBITA DEL LACTANTE.

Distintos reportes sugieren una asociación entre el uso de chupete y la reducción del síndrome de muerte súbita del lactante.

Un estudio caso-control en Reino Unido mostró que al comparar 2 grupos de lactantes; uno usuario de chupete, versus otro que no lo utilizaba, no se observaba diferencias significativas en el número de niños fallecidos por muerte súbita (OR 0,62; IC 95% 0,46 a 0,83) 2. En este estudio, sin embargo, el número de lactantes fallecidos que efectivamente usó chupete en su último sueño fueron muy pocos, lo cual no permite obtener conclusiones confiables al respecto.

Un meta-análisis de estudios caso-control mostró una reducción significativa del riesgo de presentar un síndrome de muerte súbita en los lactantes que utilizaban chupete (OR 0,71; IC 95% 0,59 a 0,85). Las diferencias descritas eran aun más relevantes cuando la comparación se restringía aquellos niños que utilizaban el chupete al momento de dormir (OR: 0,39; IC 95% 0,31 a 0,50%).4

Para explicar la asociación existente entre el uso del chupete y la disminución en el riesgo de muerte súbita del lactante, se han postulado distintas teorías, ninguna de las cuales es universalmente aceptada.
Entre las teorías más aceptadas se ha planteado que el uso de chupete determinaría2, 4:
- Un umbral menor para despertar
- Estimulación para la respiración bucal cuando existe obstrucción nasal
- Disminución de los episodios de reflujo gastroesofágico y las apneas subsecuentes.
- Discreta retención de dióxido de carbono, lo que aumentaría la respuesta del centro respiratorio.
- El chupete como barrera para evitar pasar a una posición prona al dormir.

CHUPETE Y DENTICIÓN.

Las caries y la maloclusión dental son problemas que históricamente se han asociado al uso del chupete. 2
La política de la Academia Americana de Odontopediatras considera la succión no nutritiva (dedos o chupete) como una conducta normal en lactantes y preescolares, la que se asociaría a la necesidad de estos niños de percibir seguridad y contacto.4
Por lo general, los niños que succionan sus dedos en vez de utilizar chupetes, tienen mayor dificultar para suspender esta conducta y presentan por lo tanto un mayor riesgo de maloclusión posterior 4 Los expertos recomiendan, que si los padres optan por el uso de chupete, que este sea lo más blando posible.

Actualmente, la evidencia disponible muestra que la asociación entre uso de chupete y maloclusión se presenta en los casos en los cuales existe un uso prolongado del chupete (niños mayores de 3 años) 6; mientras que la aparición de caries se asocia a conductas como el uso de endulzantes en los chupetes, o mamaderas nocturnas. 2
Los estudios muestran que es muy poco probable que el uso del chupete cause problemas a largo plazo, siempre que éste se suspenda antes de los 3 años4.

Un estudio retrospectivo mostró que la succión no nutritiva (uso de chupete) es el factor de riesgo principal para desarrollar maloclusión en niños menores de 5 años (OR 2,43; IC 95% 1,82 a 3,25) 4.
La succión no nutritiva sería un factor de riesgo más importante que el tipo de alimentación para el desarrollo de esta condición (Riesgo de maloclusión en lactantes alimentados con fórmula versus lactantes alimentados al pecho: OR de 1,28, IC 95% 0,99-1,66).5


EN RESUMEN

Considerando las preferencias de los padres, la edad y características del niño; haciendo la salvedad de no introducirlo antes de que la lactancia esté bien consolidada y recomendando su suspensión antes de los 3 años, su uso podría balancearse con los beneficios del posible menor riesgo de muerte súbita..
De acuerdo a lo presentado se sugiere discutir con cada familia el riesgo versus el beneficio que supone el uso del chupete. Hasta la fecha los estudios no son categóricos como para sugerir su uso en forma sistemática, sin embargo su utilización es aceptable y según algunos estudios pudiera incluso ser protector.


REFERENCIAS

1. Kramer MS, Barr RG,Dagenais S, et al. Pacifier use, early weaning, and cry/fuss behavior. JAMA 2001; 286:322-326
2. Canadian Paediatric Society. Recommendations for the use of pacifiers. Paediatr Child Health 2003; 8: 515-519
3. Howard C, Howard F, Lanphear B. Randomized clinical trial of pacifier use and bottle-feeding or cupfeeding and their effect on breastfeeding. Pediatrics 2003;111:511-518
4. Fern R. Hauck, Olanrewaju O. Omojokun and Mir S. Siadaty. Do pacifiers reduce the risk of sudden death syndrome? A meta-analysis. Pediatrics 2005;116:716-723
5. Viggiano D,Fasano D, Monaco G, Strohmenger L. Breast feeding, bottle feeding, and no nutritive sucking; effects on occlusion in deciduos dentition. Arch Dis Chile 2004; 89:1121-112.
6. Warren JJ, Slayton RL, Bishara SE, Levy SM, Yonezu T, Kanellis MJ. Effects of nonnutritive sucking habits on occlusal characteristics in the mixed dentition.Pediatr Dent. 2005 Nov-Dec;27(6):445-50.