Nueva clasificación de la Insuficiencia Cardíaca: Otra forma de ver a nuestros pacientes.


Autores:
Autor: Dra. Carolina Herman. Residente de Medicina Familiar PUC
Editor: Dra Solange Rivera. Docente Medicina Familiar PUC



INTRODUCCIÓN

La Insuficiencia Cardiaca (IC) es la etapa final común de la mayoría de las enfermedades cardiovasculares. Presenta una incidencia de 10 por 1000 habitantes después de los 65 años, siendo la primera causa de hospitalización en EE UU en pacientes de este grupo etáreo (1,2). Las tasas de mortalidad son comparables a la de muchas neoplasias, con un 50% de mortalidad a los 5 años de realizado el diagnóstico en ausencia de una causa corregible. El pronóstico por tanto no es alentador, con sobrevida a 1, 2 y 3 años peores que las del cáncer mamario y prostático (3).
Clínicamente la clasificación más usada es la propuesta por la New York Heart Association (NYHA), basada en los grados de Incapacidad Funcional (ver tabla 1).

Tabla 1. Clasificación de la insuficiencia cardiaca según la NYHA.

Clase funcional I: Actividad ordinaria sin síntomas. No hay limitación de la actividad física.
Clase funcional II: El paciente tolera la actividad ordinaria, pero existe una ligera limitación de la actividad física, apareciendo disnea con esfuerzos intensos.
Clase funcional III: La actividad física que el paciente puede realizar es inferior a la ordinaria, está notablemente limitado por la disnea.
Clase funcional IV: El paciente tiene disnea al menor esfuerzo o en reposo, y es incapaz de realizar cualquier actividad física.


En el año 2001, con la intención de hacer un diagnóstico precoz de la enfermedad, dándole mayor relevancia a la inhibición de la progresión de ésta, surge una nueva clasificación propuesta por la American College of Cardiology (ACC) y la American Heart Association Task Force (AHA). Este nuevo sistema de clasificación para la insuficiencia cardiaca, ha sido diseñado para ser usado y complementado por el sistema de clases funcionales de la New York Heart Association (NYHA).

Con la nueva clasificación, la Insuficiencia Cardíaca se define en 4 etapas de la "A" a la "D". Las 2 primeras representan las formas "preclínicas" de la enfermedad, y las 2 segundas las formas clínicas (tabla 2).

Los pacientes en la etapa "A" son asintomáticos, y no tienen daños cardiacos, pero presentan factores de riesgo para insuficiencia cardíaca. Los que se clasifican como pertenecientes a la etapa "B" son asintomáticos, pero tienen signos de daño estructural cardíaco. Los pacientes en la etapa "C" son aquellos con daño cardíaco y con síntomas, mientras que los de la etapa "D" presentan la enfermedad en su etapa final.
Los pacientes en las etapas A y B se clasificarían de acuerdo al NYHA como Clase I porque los pacientes son asintomáticos.

Tabla 2. Nueva clasificación de la insuficiencia cardiaca (según la ACC/AHA).

Etapa A: Pacientes en alto riesgo de desarrollar IC, sin anormalidad estructural aparente
Etapa B: Pacientes asintomáticos, con anormalidad estructural ( antecedentes de IAM, Baja Fracción de Eyección, Hipertrofia Ventricular Izquierda, Enf. Valvular Asintomática)
Etapa C: Pacientes sintomáticos, con anormalidad estructural
Etapa D: Pacientes sintomáticos, con anormalidad estructural, refractarios al tratamiento estándar.


Esta nueva clasificación de las ACC/AHA utiliza conceptos comunes con el sistema de etapas para el cáncer. Por ejemplo, incluso aunque el tratamiento puede hacer desaparecer el cáncer, el paciente aún se clasifica y evalúa como un paciente con cáncer.

En forma similar, los pacientes que cruzan la línea de enfermedad asintomática y, a pesar de nuestros mejores esfuerzos desarrollan síntomas, irrevocablemente pasan a la etapa C. Los síntomas de un paciente pueden mejorar con tratamiento y regresar a la clase I de la NYHA, pero el paciente seguirá (desde el punto de vista pronóstico y terapéutico) en la etapa C del sistema de las ACC/AHA.


REFERENCIAS

(1) Kannel WB, Belanger AJ. Epidemiology of Heart Failure, Am Heart J 1991, 121: 951-7
(2) Misoudi FA et al. The burden of chronic heart failure in older persons: magnitude and implications. Heart Fail Rev 2002; 7:9-16
(3) (9) Hunt S.A, et al. ACC/AHA 2005 Guideline update for the diagnosis and management of chronic heart failure in the adult: a report of the ACC/AHA Task Force of Practice
Guidelines.