DERMATITIS ATÓPICA EN LOS NIÑOS, DIAGNÓSTICO Y MANEJO NO FARMACOLÓGICO



Dra. Francisca Barcos, Residente Medicina Familiar PUC
Dra. Pamela Rojas G., Médico Familiar PUC


INTRODUCCIÓN
La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel, que se desencadena por diversos factores precipitantes, sobre un paciente con predisposición genética.
Afecta al 15 a 20% de los escolares y a un 2 a 3% de los adultos; siendo dos veces más frecuente en población femenina. El 65% se inicia antes del primer año de vida, y un 50 a 70% lo resuelve durante la adolescencia.

ETIOPATOGENIA
La dermatitis atópica es una enfermedad multifactorial, o sea, una condición hereditaria que se desencadena frente a determinados factores precipitantes. Con respecto a su base genética, se estima que cuando uno de los padres está afectado por esta condición, el riesgo de dermatitis atópica en sus hijos es de un 60%. Cuando ambos padres están afectados, el riesgo aumenta a un 75% a 80%.
La genética de un paciente afectado por una dermatitis atópica condiciona ciertas características en su piel:

a. Piel seca: dado su menor capacidad de retención de agua.
b. Mayor susceptibilidad al prurito
c. Piel fácilmente irritable y con un mayor riesgo de desarrollar infecciones dado que se compromete su función de barrera, lo que facilita el acceso de antígenos irritantes y patógenos. Estos pacientes presentan además un aumento de la fijación de Staphylococcus Aureus, lo cual exacerba y aumenta la inflamación de la piel.
Es fundamental el identificar a los individuos atópicos, ya que su manejo permite reducir los episodios agudos de la enfermedad y de esta manera mejorar la calidad de vida de los pacientes Para que ellos presenten una dermatitis atópica es necesario su exposición a ciertos factores desencadenantes. Los factores precipitantes más habituales son:
- Xerosis (piel seca)
- Infecciones
- Irritación local
- Sudor
- Alergenos
- Stress

CLÍNICA:
Los elementos centrales en la clínica de estos pacientes son el prurito, la xerosis y las lesiones eccematosas. Las lesiones se inician con una etapa aguda en la que priman las pápulas y placas eritematosas que progresan hacia la formación de vesículas y posteriormente exudado. Una segunda etapa, subaguda, se caracteriza por la descamación de las lesiones descritas; mientras que la etapa final, en la cual aparece la liquenificación, da cuenta de la cronicidad de la enfermedad.

Las lesiones y su localización varían según la edad de los pacientes:
- Período lactante: Lesiones eritematosas y vesículo - exudativo - costrosas. Predomina el compromiso de mejillas y cuero cabelludo (pueden extenderse al resto de la cara, pero habitualmente respetando el triángulo nasolabial). En lactantes mayores se observa también compromiso de tronco y caras extensoras de los miembros.
- Período preescolar y escolar: La piel seca y el prurito intenso son los elementos más característicos. Las lesiones se localizan predominantemente zonas de flexión, nuca y el dorso de las manos y los pies. Las lesiones faciales, características del período de lactante, suelen curar o hacerse menos intensas, salvo en la región perioral.
- Período Adolescente: La piel seca sigue siendo una constante, principalmente en durante el invierno. Las lesiones afectan preferentemente la cara (frente, párpados, zona perioral), la nuca, el tórax, los hombros, las fosas antecubitales, los huecos poplíteos y el dorso de las manos.

DIAGNÓSTICO:
El diagnóstico de la dermatitis atópica es clínico. Existen diversos criterios que se han propuesto para catalogar la enfermedad de un paciente como dermatitis atópica. Los más citados en la literatura son los de Hanifin y Rajka, sin embargo, los criterios postulados por el Reino Unido y por la Academia Americana de Pediatría, son más útiles por su operatividad.

Criterios diagnósticos del Reino Unido:
Presencia de prurito más, al menos 3 de los siguientes elementos (Sensibilidad 87.9%, Especificidad 92.8%):
1. Historia de compromiso de pliegues cutáneos, mejillas en menores de 10 años.
2. Historia personal o familiar de atopia*
3. Historia de piel seca en el último año
4. Eczema flexural visible o que afecte mejillas, frente, extremidades distales en menores de 4 años
5. Inicio de la enfermedad antes de los 2 años**
(*) en mayores de 4 años un familiar de primer grado debe ser incluido
(**) no se exige en mayores de 4 años

Criterios diagnósticos de la Academia Americana de Pediatría:

Criterios esenciales Prurito
Cambios eccematosos con patrones específicos todos según la edad
Respeto de pliegues axilares/inguinales
Curso crónico, recidivante
Criterios importantes
(presentes en la mayoría de los casos para avalar el diagnóstico)
Edad de comienzo temprana Atopia (historia personal o familiar, hiperreactividad IgE)
Xerosis
Criterios asociados
(ayudan a sugerir el diagnóstico)
Queratosis pilaris.
Ictiosis vulgaris.
Hiperlinearidad palmar
Respuestas vasculares atípicas (ejemplo: palidez facial, dermografismo blanco, blanqueo retardado)
Acentuación perifolicular/ liquenificación / prurigo
Cambios oculares/ periorbitarios
Lesiones periorales/ periauriculares

TRATAMIENTO
Los objetivos del tratamiento de los pacientes con dermatitis atópica son la disminuición de los síntomas y la prevención de recurrencias y complicaciones. Para esto, es necesario combinar un tratamiento farmacológico efectivo y uno no farmacológico, tendiente a disminuir al máximo los factores precipitantes de su enfermedad.
Dado la amplitud del tema, nos centraremos en el presente artículo en su tratamiento no farmacológico. En el próximo artículo revisaremos en profundidad el tratamiento farmacológico.

Tratamiento no farmacológico:
Las recomendaciones básicas en estos pacientes son:
1. Aseo y cuidado diario de la piel:
a. Baños cortos con agua tibia: de modo de evitar resecar más la piel.
b. Evitar jabones cosméticos que retiren el manto de protección natural de la piel y que, al igual que talcos y colonias actúen como alergenos.
c. Secar la piel por palpación, evitando su fricción
d. Hidratación y lubricación de la piel después de cada baño.
2. Vestimentas:
a. Preferir ropas holgadas y de algodón, evitando las fibras de lana y las sintéticas que promueven una mayor sudoración de la piel.
b. Evitar el lavado de ropa con detergentes con níquel, al igual que el uso de suavizantes. Preferir, en cambio, los jabones de barra sin colorantes y optimizar el enjuague de las prendas.
3. Dieta:
La medida dietaria más importante en estos pacientes es el fomento de las lactancia materna exclusiva en los lactantes. En niños mayores se sugiere suspender sólo aquellos alimentos a los que el niño está probadamente sensibilizado. Es importante recalcar que NO se obtienen beneficios suspendiendo alimentos que "potencialmente" pudieran ser más alergizantes (lactosa, frutos secos, pescados, chocolates, huevos) y es, por lo demás, una práctica eventualmente perjudicial.

RESUMEN:
La dermatitis atópica afecta con frecuencia a los niños y tiende a remitir a partir de la adolescencia. Es una enfermedad crónica, de base genética, que se desencadena ante la aparición de ciertos factores precipitantes.
Un manejo óptimo de la enfermedad incluye su diagnóstico precoz, utilizando para ésto los criterios diagnósticos planteados y reconociendo sus manifestaciones según la edad de los pacientes. Con respecto a su tratamiento, éste debe oportuno e integral, considerando, por lo tanto, la educación del paciente como uno de los ejes centrales de la terapia.

REFERENCIAS
1. Francisco Urbina . Dermatitis Atópica. Dermatología III. Capitulo 40
2. Emilia Zegpi, et al. Dermatitis atópica. Curso Dermatología Pediátrica Pontificia Universidad Católica de Chile, 2004
3. Rosalía Ballona et all. Dermatitis atópica: Revisión del tema. Foli Dermatol v. 15 n. 1 Lima ene/abr 2004.
4. Mendez-Cabeza V, et all. Manejo de la dermatitis atópica en Atención Primaria. Medifam, feb. 2003, vol.13, no.2, p.23-32. ISSN 1131-5768.
5. Hoare C, Li Wan Po A, Williams H. Systematic review of treatments of atopic eczema. Health Technol Assess 2000;4(37).
6. Dominic Smethurst and Sa rah Macfarlane. Atopic eczema. Clinical Evidence 2003;9:1785-1803
7. Technology Appraisal Guidance 81. Frequency of application of topical corticosteroids for atopic eczema. National Institute for Clinical Excellence. August 2004.