OTITIS EXTERNA:¿SON EFECTIVOS LOS TRATAMIENTOS?



Dra. Pamela Rojas G., Médico Familiar PUC


INTRODUCCIÓN
Las otitis externas corresponden a una inflamación del conducto auditivo externo (CAE) y/o del pabellón (1, 7). En condiciones normales las secreciones de las glándulas sebáceas del conducto se combinan con los restos de células escamosas y conforman el cerumen.
La función del cerumen es proteger el CAE inhibiendo el crecimiento de hongos y bacterias dado su pH ácido (7) y evita la maceración de la piel del conducto (6).

ETIOPATOGENIA
La mayor parte de las otitis externas son secundarias a la interacción de múltiples factores: obstrucción parcial del canal auditivo (cerumen, cuerpo extraño), trauma local (grataje, uso de audífonos, aseo con bastoncitos) y condiciones dermatológicas (eczema, psoriasis) (2). Los cambios el manto ácido de la piel del conducto, secundarios al uso de agua, jabón, y a los detritus de las dermatosis pueden favorecer las infecciones (3, 4). El aseo excesivo del CAE remueven su manto protector, dejándolo expuesto a infecciones locales (5, 6). Quienes practican natación o buceo son especialmente propensos a sufrir una otitis externa por la disminución del cerumen que protege sus conductos (7).
Los agentes bacteriano más comúnmente involucrados son Pseudomonas aeruginosa (50%), Staphylococcus aureus (23%) y gérmenes anaerobios y Gram negativos (12.5%) (7).

CLINICA
Las manifestaciones clínicas de una otitis externa incluyen: dolor progresivo, prurito, otorrea, edema, sensación de oído tapado y disminución de la agudeza auditiva (1, 8). La anamnesis habitualmente arroja el antecedente de baño en piscinas, aseo excesivo del CAE y el trauma local (6).
Al examen físico lo habitual es encontrar: dolor a la compresión del trago y a la tracción del pabellón; y eritema, edema y detritus al visualizar el CAE.

TRATAMIENTO:
Existen múltiples tratamientos recomendados para el manejo de las otitis externas. Los más utilizados han sido los tratamientos tópicos (antibióticos, vinagre o ácido acético, antisépticos, y corticoides). También se han recomendado la combinación de tratamientos tópicos y sistémicos y también, el uso exclusivo de antibióticos sistémicos (1).

1. Medidas generales:

a. Buscar el factor de riesgo presente en el paciente (cotonitos, piscinas, etc.).
b. Evitar el uso de cotonitos u otros dispositivos capaces de erosionar el CAE (6).
c. Evitar remover innecesariamente el cerumen (6).
d. Secar el CAE luego de nadar, utilizando por ejemplo un secador de pelo (8).
e. En niños sospechar siempre la presencia de un cuerpo extraño. Es necesario recordar que por lo general los niños no cuentan este antecedente a los padres (8)

2. Fármacos:
I. Antibacterianos:
a. Antibióticos tópicos: Un estudio randomizado controlado (ERC) demostró que el uso de gotas de neomicina + metilprednisolona por 10 días mejora significativamente los síntomas al compararlo con placebo (55% con neomicina + metilprednisolona v/s 10% con placebo, p < 0.001) (11)

b. Antibióticos tópicos + corticoides: Un ERC comparó el uso de gotas de ciprofloxacino v/s ciprofloxacino + hidrocortisona. Se encontró que no habían diferencias significativas en la resolución de los síntomas al comparar ambas terapias (93% con ciprofloxacino v/s 90% ciprofloxacino + hidrocortisona) (12)

c. Antibióticos tópicos versus corticoides: Una revisión sistemática no encontró ERC que comparen ambos tratamientos (10).

d. Antibióticos tópicos versus antibióticos sistémicos: Una revisión sistemática no encontró ERC que comparen ambos tratamientos (10).

II. Corticoides Tópicos:
e. Corticoides Tópicos: Un ERC comparó gotas de Budesonida v/s placebo por 7 días. Se demostró que el corticoide mejora significativamente los síntomas y signos al compararlo con placebo (p=0.001) (13)

a. Corticoides Tópicos de alta potencia v/s baja potencia : Un ERC comparó gotas de baja potencia v/s uno de alta sin encontrar diferencias significativas en la resolución entre ambos (p>0,2) (14)

Consideraciones para el uso de antibióticos tópicos (9):
- Si el paciente se mueve, las gotas pueden no ingresar al CAE y caer fuera de éste,.
- El medicamento puede no hacer contacto con la piel inflamada. El cerumen y la otorrea abundante puede dificultar su llegada. En estos casos es posible limpiar el CAE con agua y agua oxigenada.


Bibliografía
1. Kaushik V, Malik T, Saeed SR. Interventions for otitis externa. The Cochrane Database of Systematic Reviews 2006 Issue 1
2. Cantor RM. Otitis externa and otitis media. A new look at old problems. Emergency Medicine Clinics of North America 1995;13:445-55
3. Agius AM, Pickles JM, Burch KL. A prospective study of otitis externa. Clinical Otolaryngology 1992;17:150-4
4. Yelland M. Otitis externa in general practice. The Medical Journal of Australia 1992;156:325-30
5. Hirsch BE. Infections of the external ear. American Journal of Otolaryngology 1992;13:145-55
6. Kacker A, Selesnick S. External Ear, Infections. www.emedicine.com, August 18, 2005
7. Garry J. Otitis Externa. www.emedicine.com, Dec 16, 2005
8. Cook K. Otitis Externa. www.emedicine.com, May 23, 2005
9. Billings K. Antibiotics, Ototopical. www.emedicine.com, July 26, 2004
10. Haiioff D. Otitis Externa. Clinical Evidence, March 2005
11. Cannon SJ, Grunwaldt E. Treatment of otitis externa with a tropical steroid-antibiotic combination. Eye Ear Nose Throat Mon 1967;46:1296-1302.
12. Pistorius B, Westberry K, Drehobl M, et al. Prospective, randomized, comparative trial of ciprofloxacin otic drops, with or without hydrocortisone, vs. polymyxin B-neomycin-hydrocortisone otic suspension in the treatment of acute diffuse otitis externa. Infect Dis Clin Pract 1999;8:387-395.
13. Jacobsson S, Karlsson G, Rigner P, et al. Clinical efficacy of budesonide in the treatment of eczematous external otitis. Eur Arch Otorhinolaryngol 1991;248:246-249.
14. Buch-Rasmussen A. Hydrocortisone alcoholic solution in eczematous external otitis. J Int Med Res 1979;7:449-451