HIRSUTISMO ¿PROBLEMA DE ESTETICA O DE SALUD?



Autora:
Dra. Claudia Velástegui, Residente de Medicina Familiar. PUC
Editor:
Dra. Pamela Rojas G., Médico Familiar PUC



INTRODUCCIÓN

El hirsutismo se define como la excesiva producción de pelo terminal en áreas asociadas a madurez sexual masculina (1). Debe diferenciarse de la hipertricosis, referido al aumento del vello corporal en zonas no androgénicas.

Su presencia compromete severamente la autoestima de las mujeres afectadas (2). Estudios chilenos muestran que el 41% de ellas recibe comentarios sarcásticos por su condición; el 41.2% siente una franca preocupación por su apariencia hirsuta y sobre el 50% de ellas evitan actividades que las expongan físicamente, como la natación, buceo, reuniones sociales y el contacto sexual (3).

Más allá de sus serias repercusiones emocionales, el hirsutismo se convierte en una condición clínicamente relevante dado que puede traducir la existencia de un hiperandrogenismo, se asocia a infertilidad y riesgo de hiperplasia o neoplasia endometrial (2).


DIAGNÓSTICO DE HIRSUTISMO

La escala de Ferriman-Gallway (http://www.gfmer.ch/Cours/Hirsutism_ferriman_gallwey_score.htm) evalúa la cantidad de pelo existente en mujeres en áreas propiamente masculinas (bigote, barba, tórax superior, línea alba, región suprapúbica, antebrazos, muslos anteriores, tórax posterior parte alta y baja) (4). Utilizando una puntuación de 1 a 4, según la severidad del hirsutismo, las mujeres se pueden clasificar en:

I. < 8 puntos: Normal
II. 8-16 puntos: Hirsutismo Leve
III. 17-25 puntos: Hirsutismo Moderado
IV. 25 puntos: Hirsutismo Severo



ETIOLOGÍA HIRSUTISMO

Las causas de hirsutismo pueden clasificarse en (2):

1. Hiperandrogenismo Endógeno: Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP), tumores adrenales u ováricos, Hiperplasia suprarrenal del adulto (HSSRR)
2. Hiperandrogenismo Exógeno: Medicamentos (Danazol, Esteroides anabólicos, terapia de reemplazo hormonal con andrógenos).
3. Aumento de la sensibilidad androgénica de la unidad pilosebácea: Hirsutismo Idiopático.



ESTUDIO INICIAL

La anamnesis y el examen físico son los pilares fundamentales para iniciar el estudio de una mujer hirsuta.
La causa más frecuente de hirsutismo es la idiopática. Ésta se caracteriza por la presencia de hirsutismo con reglas regulares y un examen físico sin signos de virilización. El estudio de laboratorio, que se realiza sólo frente a dudas diagnósticas, muestra niveles de andrógenos circulantes normales (1).

Una paciente hirsuta, en la cual se sospecha la existencia de un hiperandrogenismo, debe ser derivada a la brevedad a un centro secundario para su estudio. Al respecto, los elementos más orientadores sobre la existencia de un hiperandrogenismo son (2):

1. Reglas irregulares
2. Signos de virilización (tono de voz más grave, incremento de masas musculares, clitoromegalia). Signos de rápida virilización obligan a descartar la presencia de un tumor.
3. Testosterona libre > 2 veces lo normal


FLUJOGRAMA INICIAL DEL ESTUDIO



TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO

Los tratamientos disponibles para el manejo del hirsutismo se clasifica en médicos y cosméticos.

1. Tratamiento médico: Existe dos revisiones sistemáticas que apoyan la efectividad del Acetato de Ciproterona adicionado al etinilestradiol (5) y de la Espironolactona (6) para el manejo del hirsutismo. Estos tratamientos son de resorte exclusivo del especialista.
2. Tratamientos Cosméticos: Los tratamientos cosméticos incluyen la decoloración y la depilación. Ésta última incluye la depilación manual, con maquinas de rasurado, ceras, productos químicos, electrolisis y depilación láser (2).

No existe en la literatura evidencia que compare la eficacia de los métodos citados. Éstos deben ser seleccionados según su disponibilidad y costo.


RESUMEN

El hirsutismo se refiere al aumento de vello corporal en áreas dependientes de andrógenos.
Es una condición que debe ser estudiada tanto por las repercusiones emocionales que puede general como por las implicancias clínicas de su presencia.
La causa más frecuente de hirsutismo es el idiopático, producido por un aumento de la sensibilidad de la unidad pilosebácea a andrógenos circulantes.
Ante la sospecha que la hipertricosis sea secundaria a un hiperandrogenismo, el paciente debe ser referido a la brevedad. Estos casos deben sospecharse ante la presencia de reglas irregulares, signos de virilización y niveles de testosterona libre por sobre el doble del rango normal.



REFERENCIAS

1. Guía de Hirsutismo 2002; (39) Fisterra. Grupo MBE Galicia
2. Hirsutism: Evaluation and Treatment. Sogc Clinical Practice Guidelines N°110 Enero 2002
3. Aguirre, Benvenuto, Urrutia. Calidad de vida en mujeres con SOP. Rev Chil Obstet Ginecol 2005; 70 (2): 103-107
4. Geneva Foundation for Medical Education and Research. Hirsutism, August 13, 2003.
5. Van der Spuy ZM. Acetato de ciproterona para el hirsutismo. Rev. Cochrane, 2005
6. Farquhar C. Espironolactona versus placebo o combinada con esteroides para el hirsutismo y el acné. Revisión Cochrane 2005