Uso de Bromuro de Ipatropio en Lactantes de 2 años

Autora
Dra. Javiera Martínez. Residente Medicina Familiar PUC.

Tutor
Dra. Tatiana Sánchez. Docente Departamento de Medicina Familiar PUC .

Editor
Dr. Rodrigo Silva. Docente Departamento. Medicina Familiar PUC .


Las sibilancias son uno de los signos más frecuentes en los niños y aparentemente están en aumento. En Chile durante los años 1992-1994 el 23% de las consultas totales de niños en atención primaria, correspondían a un síndrome bronquial obstructivo (SBO). Actualmente se prescribe con frecuencia la terapia con bromuro de ipatropio en los niños, aún cuando su uso no ha sido bien demostrado. Por lo anterior es importante revisaremos evidencia sobre su uso en lactantes.

Una revisión sistemática realizada por la Colaboración Cochrane, tuvo como objetivo determinar la utilidad de los anticolinérgicos en el tratamiento de los episodios agudos de sibilancias en lactantes. Se seleccionaron ensayos randomizados controlados comparando el efecto de bromuro de ipatropio versus placebo o B2 agonistas (salbutamol). Se excluyeron niños con bronquiolitis y/o enfermedades pulmonares crónicas. Finalmente, se seleccionaron 5 estudios que incluyeron un total de 321 lactantes menores de 2 años. Los resultados mostraron1 que comparado con B2 agonistas solos, la mezcla con bromuro de ipatropio en el servicio de urgencia, redujo la necesidad de tratamiento adicional, pero no mejoró la frecuencia respiratoria, la necesidad de oxigenación o los días de hospitalización. Tampoco redujo los síntomas clínicos evaluados en la casa (gráficos 1, 2, 3,4 y 5).

En conclusión los autores sugieren que NO hay suficiente evidencia para el uso de anticolinérgicos en lactantes sibilantes. Sin embargo, este metaanálisis no evalúa su uso crónico.

Con los datos anteriores y tomando en consideración el costo que significa para los padres la compra de inhaladores que contengan bromuro de ipatropio (aproximadamente $10.000 inhalador con 200 dosis), se puede afirmar que no sería útil recomendarlos en el tratamiento de un lactante con un episodio agudo de SBO.

  •  

  • Gráfico 1: Bromuro de Ipatropio vs placebo y Mejoría de síntomas en la casa.


     El estudio analizado (Henry 1984) no mostró mayor beneficio en los pacientes tratados, porque el intervalo de confianza pasa por la línea de no efecto, por lo tanto, no hay diferencias estadísticas significativas.

      

     Gráfico 2: Bromuro de Ipatropio + B2 agonistas vs B2 agonistas y frecuencia respiratoria en el Servicio de Urgencia


     El estudio analizado no mostró mayor beneficio en los pacientes tratados con inhaladores que contienen bromuro de ipatropio y B2 agonista vs los que contienen B2 solos, porque el intervalo de confianza pasa por la línea de no efecto, por lo tanto, no hay diferencias estadísticas significativas.


    Gráfico 3: Bromuro de Ipatropio + B2 agonistas vs B2 agonistas y saturación de oxígeno en el Servicio de Urgencia


    El estudio analizado no mostró mayor beneficio en los pacientes tratados, porque el intervalo de confianza pasa por la línea de no efecto, por lo tanto, no hay diferencias estadísticas significativas

     

     Gráfico 4: Bromuro de Ipatropio + B2 agonistas vs B2 agonistas y necesidad de nueva inhalación luego de 45 min. en el servicio de urgencia.


     El estudio analizado mostró mayor beneficio en los pacientes tratados con inhaladores que contienen bromuro de ipatropio y B2 agonista vs los que contienen B2 solos, con intervalos de confianza que no pasa por la línea de no efecto, por lo tanto, existen diferencias estadísticamente significativas

      

     Gráfico 5: Bromuro de Ipatropio vs placebo y días para el alta hospitalaria


     El estudio analizado no mostró mayor beneficio en los pacientes tratados con inhaladores que contienen bromuro de ipatropio y B2 agonista vs los que contienen B2 solos, porque el intervalo de confianza pasa por la línea de no efecto, por lo tanto, no hay diferencias estadísticas significativas.

    Bibliografía

    1.- Everard: The Cochrane Library, Volume (2) 2004. Anticholinergic drugs for wheeze in children under the age of two years (www. cochrane.org)