LA ARAÑA DEL RINCÓN (LOXOSCELES LAETA).


La araña de rincón (Loxosceles laeta) es la más difundida en América del Sur y Chile y su mordedura es de alto poder patógeno.

El cuerpo de la Loxosceles laeta o "araña de los rincones" mide entre 8 y 12 mm de largo, alcanzando con las patas extendidas hasta 45 mm. Es de color pardo, siendo el cefalotórax más claro que el abdomen, con una mancha oscura en forma de violín, con la base dirigida hacia delante (ver imagen).

El macho es de tamaño similar, con un cuerpo y patas más delgados. Ha sido encontrada en el 41% de las viviendas urbanas y 24% de las rurales en la zona central de Chile.

Otro método también útil para reconocer la araña del rincón está usando el patrón de ojos. La mayoría de las arañas tienen ocho ojos dispuestos en dos filas de cuatro, pero las arañas del rincón tienen seis ojos dispuestos en tres pares, un par anterior y dos pares de ojos laterales, uno de cada lado.

  CARACTERÍSTICAS


Loxosceles laeta (Hembra)

Loxosceles laeta (Macho)

Loxosceles laeta (Patrón de ojos)

HABITAT

Es una araña de hábitat preferentemente domiciliario; es tímida, solitaria, sedentaria y desarrolla su actividad generalmente en la noche. Suele encontrarse en la vivienda de los seres humanos, tejiendo su tela en los rincones altos y sombríos, detrás de los cuadros y guardarropas.

VENENO

Es en parte proteico y termolábil. Tiene propiedad necrotizante (muerte de tejido), hemolítica (muerte de los glóbulos rojos), vasculítica y coagulante. En la piel provoca graves alteraciones vasculares, con áreas de vasoconstricción y otras de hemorragia, que llevan rápidamente a la isquemia (falta de sangre) local y a la constitución de una placa gangrenosa. Si el veneno alcanza la circulación sistémica, ya sea por inoculación directa en un capilar o por alteración en la permeabilidad, ejerce el gran poder hemolítico, que es el aspecto central en el loxoscelismo cutáneo-visceral.


Agujas de Inoculación

FOTOGRAFIAS

CUADRO CLINICO

La mordedura de araña es sólo en defensa propia. Puede ocurrir durante todo el año, pero es más frecuente en primavera y verano. Generalmente ocurre al comprimirla contra la piel durante la noche cuando la persona duerme (38%) o al vestirse (32%) con ropa colgada por largo tiempo en la muralla o en armarios. La mordedura es frecuente en cara y extremidades. La araña es vista en el 60% de los casos e identificada en el 13%.

Los cuadros producidos por la mordedura de las arañas del género Loxosceles se conocen como loxoscelismo y adopta dos formas clínicas:

1.- Loxoscelismo cutáneo (aproximadamente el 90% de los casos) y
2.- Loxoscelismo cutáneo visceral.

Es muy importante controlar cualquier tipo de loxoscelismo durante las primeras 24 a 48 hrs. y estar atentos a la aparición de síntomas y signos sugerentes del cuadro visceral.


Loxoscelismo:
Ulcera a las dos semanas

Loxoscelismo:
Ulcera a las tres semanas

Loxoscelismo: Bulas y fictena

Tratamiento: (según recomendaciones CITUC: teléfono 6353800)

Hospitalización: mordeduras de menos de 24 horas de evolución (para uso de antiveneno y control), evidencias del cuadro cutáneo-visceral u otras complicaciones de la herida.

RECOMENDACIONES PARA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS

  • Mantener normas de aseo, higiene y orden en todos los recintos, rincones, detrás y debajo de muebles y cuadros y, en los alrededores de las edificaciones. Una prolija aspiración es un buen método que debe repetirse periódicamente.
  • Eliminar las posibilidades de acceso y hábitat de los arácnidos, cerrando orificios y aberturas en muros, cielos y pisos.
  • Al ingresar a un recinto oscuro, sucio o que haya permanecido cerrado por mucho tiempo, hacerlo con precaución, iluminando con una potente linterna y provocando ruido de modo de alertar y dar tiempo a la araña para que se aleje de usted.
  • Separar las camas de los muros.
  • No colgar ropas ni toallas en los muros.
  • Revisar y sacudir la ropa y zapatos antes de ponérselos.
  • Revisar la cama y rincones antes de acostarse.
  • Evitar que los niños jueguen en el interior de closets o con cajas que no hayan sido previamente revisadas por un adulto responsable.
  • Antes de realizar una mudanza, revisar y limpiar sus enseres.
  • Usar "aracnicidas" adecuados y autorizados.
  • Educar sobre estas materias a su grupo familiar y personas cercanas.
  • Acudir rápidamente al centro de salud si sospecha haber sido mordido por una araña.
  • Tratar de capturar el arácnido agresor para llevarlo al centro de salud e identificarlo.